Estas firmas se ubicaron en los primeros lugares gracias a la calidad que ofertan tanto en sus productos como en sus servicios

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En Billund, Dinamarca, nació la icónica marca de los bloques de construcción, Lego, hace 88 años, la cual luego de casi un siglo de historia se convirtió en la compañía con mejor reputación a nivel global. Según Reputation Institute, “Lego ha estado entre los 10 mejores durante 10 años consecutivos, debido a la excelente calidad de sus productos, así como a su dedicación a la educación, la sostenibilidad y el impacto social”.

Luego de la marca danesa se destacaron The Walt Disney Company de Estados Unidos, Rolex de Suiza, Ferrari de Italia y Microsoft de Estados Unidos. De acuerdo con la publicación de Reputation Institute, las anteriores firmas lograron ubicarse en el top 10 del ranking gracias al puntaje que obtuvieron en tres items, los cuales son la calidad y el valor de sus productos y servicios, su gobierno corporativo y ciudadanía.

Una muestra de la puesta en práctica de los anteriores aspectos se evidencia en Disney, ya que “ejerce una coherencia de marca rigurosa a la vez que innova: en el último año, evolucionó cuando lanzó un exitoso canal de transmisión de medio”, reseñó Reputation Institute que también aseguró que lo que llevó a Rolex a ubicarse en el tercer lugar fue su “producto atemporal y por su liderazgo en la industria”.

Cerrando el top 10 del Global RepTrak se encuentran Levi Strauss & Co, Netflix, Adidas, Bosch e Intel. De las anteriores marcas, una de las que más llamó la atención es Netflix, ya que “ha subido en el ranking mundial durante los últimos tres años, impulsado por el entusiasmo por el servicio que brinda y la innovación que lo impulsa. La compañía también obtiene crédito por operar su negocio con un comportamiento ético”, según información del ranking.

Con base en las acciones que han llevado las compañías y lo que tiene en cuenta Reputation Institute, Lina María Echeverri, directora de Marketing y profesora de la Universidad del Rosario, aseguró que hay otras buenas prácticas que también deberían tener en cuenta las empresas para mejorar la reputación, tal como ser coherente entre sus acciones y su promesa de valor, escuchar oportunamente la voz de sus audiencias y monitorear la imagen.

Las anteriores recomendaciones podrías ser útiles para que las firmas locales mejoren sus niveles de reputación y así puedan enfrentarse a un mercado con consumidores que tengan 78% de disposición a comprar, 70% de disposición para trabajar y 64% de disposición para dar beneficio a la duda, según Reputation Institute que también dijo que este tipo de casos es importante estudiarlos porque le han llegado a los millennials, el segmento de consumidores más influyente y el mercado laboral más grande de los últimos años.

LOS CONTRASTES

  • Lina María EcheverriDir. de Marketing de la U. del Rosario

    “La reputación es la percepción que tienen las audiencias sobre una marca, por lo que es una estrategia para capitalizar confianza entre los consumidores”.

Este nuevo cambio en las características de los consumidores ha contribuido a que cada vez las empresas tengan que llevar a cabo más esfuerzos que tengan en cuenta las inclinaciones de sus posibles compradores. Por lo que Echeverri aseguró que se debe “crear una estrategia de promotores de marca, clientes que hablan de experiencias positivas con la marca y que sean voceros de la misma en diferentes contextos”.

Partiendo de que las empresas se enfrentan a este tipo de consumidores, Raúl Ávila, experto en empresas, concluyó que las firmas locales deberían “potenciar sus productos o servicios, es decir pensar en las experiencias del usuario, cómo responderle rápidamente y otras características teniendo en cuenta los casos de éxito de empresas como Ferrari o Lego que siempre clasifican en estos rankings por la experiencia que le ofrecen a sus clientes”.