.
HACIENDA

La inflación en Estados Unidos es aún peor si se mide correctamente: Según Justin Fox

viernes, 15 de julio de 2022

Los precios al consumidor en EE.UU. subieron a un ritmo anualizado del 17,1% en junio

Bloomberg

Como habrá oído, la inflación en Estados Unidos es del 9,1%. Es decir, el índice de precios al consumidor que incluye todos los componentes, estimado para junio por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés), fue un 9,1% mayor que un año antes.

Otros indicadores económicos no suelen medirse de esta manera. En el caso de las ventas minoristas, es el cambio porcentual de un mes al otro el que acapara los titulares. En el caso del empleo, es la variación mensual del número de puestos de trabajo. En el caso del producto interno bruto, al menos en EE.UU., es la variación trimestral anualizada.

En sus comunicados de prensa mensuales sobre el IPC, el BLS menciona el cambio porcentual mensual —como la variación de mayo de 2022 a junio de 2022— antes de la comparación anual con respecto al mismo mes del año anterior, pero esto tiende a recibir mucha menos atención, probablemente porque es mucho menor (1,3% en junio) y más difícil de entender. Sin embargo, esto es bastante fácil de resolver. Así es como se ve si seguimos el ejemplo del PIB y anualizamos la variación mensual del IPC.

Medidos de esta manera, los precios al consumidor en EE.UU. subieron a un ritmo anualizado del 17,1% en junio. ¡Es horrible! Pero también es, como queda claro en el gráfico, posiblemente no muy informativo. Las variaciones mensuales del IPC son volátiles, y anualizarlas aumenta su volatilidad.

Para eliminar la volatilidad, los responsables de la política monetaria y los observadores del mercado suelen centrarse en la llamada inflación “básica” que excluye los precios de los alimentos y la energía. En junio, subió un 0,7%. Si se anualiza, es del 8,8%, frente al aumento interanual del 5,9%.

Si se mide en términos interanuales, la inflación básica ha disminuido de forma sostenida desde marzo. Medida mes a mes, se ha acelerado desde entonces. Y sí, es bastante ruidoso, pero si se suaviza anualizando la variación de tres meses, la imagen de la aceleración de la inflación subyacente se mantiene.

Estoy bastante seguro de que las medidas de inflación básica mensual y trimestral reflejan mejor que la variación anual lo que ha estado sucediendo en la economía estadounidense durante el último año. La primavera pasada se produjo un espectacular estallido de la inflación que posteriormente disminuyó, solo para ser seguido de nuevas olas más pequeñas, pero aún importantes, la última de las cuales, ciertamente, aún no ha alcanzado su punto máximo en los datos del IPC.

Para contextualizar, consideremos cómo sería la trayectoria actual del PIB si lo midiéramos como la inflación. La variación interanual del PIB seguiría siendo positiva, incluso si se cumplen las sombrías previsiones del modelo GDPNow del Banco de la Reserva Federal de Atlanta sobre un segundo trimestre consecutivo de caída del PIB. (Comencé el gráfico con el trimestre que finaliza en diciembre de 2020 porque, de lo contrario, las bruscas oscilaciones del PIB de los dos trimestres anteriores harían muy difícil su lectura).

Hay algunas dudas sobre lo que significan realmente esos descensos trimestrales del PIB, dado que el crecimiento del empleo ha continuado a un ritmo saludable y el PIB habría aumentado en el primer trimestre si no hubiera sido por un gran incremento de las importaciones que puede haber reflejado la fortaleza económica de EE.UU. más que la debilidad. Pero parece bastante obvio por qué prestamos atención a las variaciones trimestrales del PIB. En retrospectiva, la variación anual del PIB ofrece una visión más suave y clara de la trayectoria de la economía a medio plazo, pero en los giros del ciclo económico esa visión suele estar desfasada. (El gráfico se detiene antes de 2020 por la razón mencionada anteriormente).

Hasta cierto punto, todos los indicadores económicos de los que se habla aquí están desfasados, por supuesto. El IPC es uno de los más oportunos, pero se supone que las cifras publicadas esta semana representan los precios promedio de todo el mes de junio. En las últimas semanas se han observado muchas señales de que las presiones inflacionarias están disminuyendo: los precios de la gasolina, uno de los principales motores de la inflación en lo que va del año, han bajado un 8% desde mediados de junio. Tal vez esto repercuta en el próximo informe del IPC. Si lo hace, sin embargo, el lugar para buscar será en los cambios mensuales y no en los anuales.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Europa 16/08/2022 Incendios forestales han quemado áreas equivalentes a la mitad de Irlanda del Norte

Los incendios han consumido 660.249 hectáreas de tierra durante el año hasta el 13 de agosto, tres veces más que en 2006 y 2021

Ucrania 16/08/2022 Líder separatista del Donbás, en Ucrania, insta a cooperación con Corea del Norte

Corea del Norte y la región separatista ucraniana de Donetsk desarrollarán una "cooperación bilateral igualmente beneficiosa"

Empresas 16/08/2022 American Air apuesta a nueva era supersónica y ordena 20 jets

American Airlines Group Inc. acordó comprar 20 jets Overture de Boom Supersonic, apostándole a una nueva generación

MÁS GLOBOECONOMÍA