.
JAPÓN

Histórica intervención de Japón no logra alterar las fuerzas que están minando el yen

jueves, 22 de septiembre de 2022

La caída de casi 20% del yen frente al dólar estadounidense este año se debe a su política de mantener bajas las tasas de interés

Bloomberg

La primera intervención de mercado de Japón en más de dos décadas para impulsar el yen detuvo la caída constante de la moneda. Lo que no hizo fue alterar el abismo cada vez mayor en la política monetaria global que está impulsando el declive.

Eso significa que el impacto puede ser relativamente efímero mientras el Banco de Japón siga siendo un pesimista entre los bancos centrales del mundo. La caída de casi el 20% del yen frente al dólar estadounidense este año se debe en gran medida a su política de mantener bajas las tasas de interés mientras otros las elevan agresivamente frente a la inflación.

Esta semana, el BOJ se alejó aún más, reafirmando su política de limitar los rendimientos justo cuando la Reserva Federal promulgó su tercera subida de tipos consecutiva de tres cuartos de punto porcentual. Los bancos desde Indonesia hasta el Reino Unido siguieron endureciendo la política. Suiza también lo hizo, poniendo fin a una era de tipos de interés negativos en Europa.

El efecto neto ha sido un lastre prácticamente inexorable para el yen, ya que los inversores trasladan efectivo a otros lugares para aprovechar las tasas de interés muy por encima de las de Japón. Y a menos que eso cambie, los analistas ven pocas probabilidades de que la moneda se recupere frente al dólar estadounidense.

La "intervención va en contra de las acciones de la Fed y el BOJ", dijo Mark Sobel, un ex funcionario del Departamento del Tesoro de EE. UU. que ahora es el presidente de EE. UU. del Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras, un grupo de expertos. “Entonces, en general, espere que tenga un impacto a muy corto plazo”.

Ese efecto de la medida del Ministerio de Finanzas fue evidente en los mercados de divisas el jueves, donde el yen subió hasta un 2,6% a un poco más de 140 por dólar. Había caído hasta 145,90, el nivel más bajo desde 1998.

El Tesoro de Estados Unidos y el Banco Central Europeo dijeron que no participaron en la intervención. Y aunque las compras del Ministerio de Finanzas pueden mantener el yen cotizando en un rango, la presión a la baja sobre la moneda puede fortalecerse si la inflación de EE. UU. se mantiene alta y la Fed traza una táctica más agresiva.

“Si bien la intervención puede no ser suficiente, están pisando el freno”, dijo Stephen Jen, director ejecutivo del fondo de cobertura Eurizon SLJ Capital Ltd. con sede en Londres. Dijo que la medida puede mantener el yen por debajo de 150. bajar el mercado y controlar el mercado en 145. Están mostrando su descontento, a pesar de que la Fed y el BOJ van en direcciones opuestas”.

Históricamente, Japón ha intervenido mucho más a menudo para evitar que el yen se revalorice demasiado, lo que plantea riesgos para sus industrias de exportación. La mayor compra de yenes se produjo en abril de 1998, cuando el BOJ compró 2,8 billones de yenes (20.000 millones de dólares) en el mercado de divisas.

Pero eso no detuvo inmediatamente la caída del yen y no tocó fondo hasta ese agosto. Comenzó a apreciarse rápidamente solo después de que el incumplimiento de la deuda de Rusia y el colapso del fondo de cobertura Long-Term Capital Management sembraran el caos en los mercados financieros, lo que obligó a los inversores a cancelar operaciones que dependían de pedir prestado yen e invertir en otros lugares. A finales de diciembre, el yen había subido un 30 % frente al dólar desde sus mínimos.

Sin embargo, a diferencia de 1998, la debilidad del yen no está siendo impulsada por los especuladores del carry-trade, que toman prestados yenes y los venden para invertir las ganancias en otra parte. De hecho, las apuestas cortas sobre el yen por parte de los fondos apalancados son un 35% inferiores al nivel de mediados de abril cuando el yen cotizaba en torno a los 125 por dólar, según los datos compilados por la Commodity Futures Trading Commission.

En cambio, es la divergencia de políticas y el rápido deterioro de las posiciones comerciales de Japón -gracias a los elevados precios de la energía- los culpables de la depreciación del yen. En agosto, el déficit comercial en Japón, un importador neto de energía, alcanzó un récord, lo que significa que el país estaba inundando los mercados globales con yenes para pagar los bienes.

Por supuesto, la importante reserva de reservas que Japón puede usar en los mercados de divisas probablemente acobardará a cualquier operador que intente apostar en contra de la divisa. Japón tenía $ 1,17 billones en reservas a fines de agosto, en comparación con el volumen promedio diario de transacciones en yenes en Tokio de alrededor de $ 479 mil millones.

Esa reserva puede ser lo suficientemente grande como para ayudar a impulsar la moneda hasta el final del ciclo de ajuste de la Fed, que los operadores de swaps ven venir a principios o mediados de 2023.

Esto es lo que dijeron los estrategas:

Jens Nordvig, fundador de la firma de investigación con sede en Nueva York Exante Data

“Creemos que el Ministerio de Finanzas/Banco de Japón está trabajando para mantener la tasa dólar-yen por debajo de 145 por un período. Pero no creemos que una tasa dólar-yen mucho más baja resulte de la intervención. Como tal, podríamos estar en un rango de 140-145 por un tiempo. Pero una Fed de línea dura y un crecimiento global débil es una combinación poderosa para seguir apoyando al dólar”.

Chris Turner, jefe de estrategia cambiaria de ING en Londres

“Claramente, los inversores lo pensarán dos veces antes de pagar USD/JPY por encima de 145 ahora. Y se puede argumentar que ahora entraremos en un rango de negociación volátil de 140-145. Pero espere que los inversionistas estén felices de comprar dólares en caídas cercanas a 140/141 sabiendo que a Tokio le resultará imposible cambiar esta marea fuerte del dólar, una marea que debería mantener al dólar respaldado durante el resto de este año".

Steven Englander, jefe de investigación de divisas del Grupo de los 10 en Standard Chartered Bank

“Creo que hasta ahora están muy satisfechos: las conversaciones del mercado no sugieren que hayan gastado demasiado y el tipo de cambio entre el dólar estadounidense y el yen ha bajado más de 4 cifras importantes. Cogieron al mercado con calma a pesar de que todo el mundo estaba discutiendo el riesgo de una intervención. Si yo fuera ellos, me enjuagaría y repetiría en el tiempo de Nueva York para ver si pueden bajar de 140”.

George Saravelos, director global de investigación de divisas, Deutsche Bank

“Como hemos argumentado durante mucho tiempo, simplemente no es creíble que un banco central esté degradando su moneda a través de cantidades extremas de QE mientras las autoridades buscan un tipo de cambio más fuerte al mismo tiempo. Cuando Japón intervino por última vez para defender la moneda en 1998, el diferencial de tasas de interés entre EE. UU. y Japón se movía lateralmente en lugar de aumentar bruscamente, como sucede hoy. Que la intervención haya sido unilateral y que haya ocurrido el mismo día de una reunión moderada del Banco de Japón habla de las grandes contradicciones internas”.

Michael Metcalfe, jefe de macroestrategia, State Street Global Markets

“Si los períodos de intervención anteriores son una guía, es probable que se tomen medidas repetidas para evitar una mayor debilidad del JPY, especialmente dada la decisión del BOJ de mantener el control de la curva de rendimiento. La acción también será observada de cerca por otros bancos centrales, especialmente en Europa, donde la devaluación de la moneda superior al 20% está contribuyendo de manera no deseada a las presiones inflacionarias.

Por el momento, una intervención más coordinada para debilitar el USD es potencialmente incompatible con el deseo de las autoridades estadounidenses de endurecer las condiciones financieras. Sin embargo, una vez que las tasas de interés de EE. UU. lleguen a su punto máximo a principios del próximo año, es muy posible que un USD menos fuerte sea de interés para todos los miembros del G7; Esté atento a las reservas en el Plaza Hotel de Nueva York en el primer trimestre de 2023”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 27/09/2022 Bitcoin cayó hasta 1,2% y se negoció en US$18.878 en medio de baja de los mercados

La recesión se produjo cuando las acciones estadounidenses bajaron, con el S&P 500 en camino a una sexta sesión de pérdidas

Hacienda 29/09/2022 La confianza de los consumidores marca un mínimo histórico en la UE y la eurozona

Entre las mayores economías de los Veintisiete, el ISE descendió de forma más acusada en Alemania de -4,8 puntos y en Países Bajos de -3,7 puntos

Hacienda 27/09/2022 La libra esterlina logra estabilizarse luego de su significativa disminución del lunes

Pese a todo, cada vez más economistas y analistas creen que la libra esterlina continuará perdiendo valor, de forma que llegue a situarse por debajo de la parida con el dólar

MÁS GLOBOECONOMÍA