La remontada de Juventus para clasificarse a los cuartos de final de la Liga de Campeones dispara su cotización en Bolsa, con subidas superiores incluso a 20%

Expansión - Madrid

Remontar el 0-2 de la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones frente a un equipo especialista en encajar pocos goles parecía una misión muy complicada. Prueba de ello es la reacción de los inversores al resultado del partido de ida.

Las acciones de la Juventus de Turín se hundieron 11,11% al cierre del pasado 21 de febrero, el día siguiente al triunfo por 2-0 del Atlético de Madrid en el partido de ida. El mercado entendió que las opciones de que la Juventus evitara su temprana eliminación de la Liga de Campeones parecían reducidas.

La derrota provocó un castigo, en términos de capitalización en Bolsa, superior a los US$110 millones. El rally alcista que había acumulado la cotización de la Juventus de Turín en los últimos tiempos (+120% en apenas ocho meses, desde la confirmación del fichaje de Cristiano Ronaldo) agravó la corrección.

La posibilidad de una eliminación en la Liga de Campeones en la temporada en la que el club italiano realizó una inversión récord para asegurarse la contratación de Cristiano Ronaldo aumentaba los recelos sobre la capacidad de rentabilizar el fichaje y hacer frente a la elevada deuda acumulada por la Juventus. A fecha 30 de junio de 2018, la deuda del club ascendía a US$348 millones. Para financiar este endeudamiento, el club realizó su primera emisión de deuda el pasado mes de febrero, con la colocación de US$197 millones.

El pesimismo que había descontado la cotización de la Juventus de Turín en las tres últimas semanas se ha disipado de golpe. El club italiano logró remontar la eliminatoria, y su victoria por 3-0 en el partido de vuelta celebrado anoche obliga a los inversores a revisar al alza sus expectativas sobre la evolución en Bolsa del club italiano.

La sorpresa por su clasificación para los cuartos de final de la máxima competición europea de clubes, la que reporta mayores beneficios económicos, provocó una subida inicial de 22,8% en la Bolsa de Milán. Este rally impulsó sus acciones hasta el nivel de US$1,7.

La magnitud de esta subida suponía aumentar en US$315 millones el valor en Bolsa del club italiano, hasta alcanzar la barrera de los US$1.700 millones.

Los inversores no sólo descuentan el premio económico que supone la clasificación del equipo para los cuartos de final de la Liga de Campeones, próximo a los 10 millones de euros. Las quinielas situaban al vencedor de esta eliminatoria entre los favoritos para llevarse el triunfo final en la máxima competición europea de clubes, con el consiguiente impacto económico para sus cuentas. Su clasificación para la siguiente ronda de la Liga de Campeones permite además explotar en mayor medida la estrategia de comercialización e imagen del club.