Las no transmisibles causan 16 millones de muertes en un año lo que equivaldría al 85% en los países emergentes

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Los gobiernos y sistemas de salud de todo el mundo han puesto sus esfuerzos en el tratamiento y erradicación de la pandemia, sin embargo, en ese camino otros procedimientos y tratamientos médicos han quedado a la deriva.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países habrían suspendido parcial o totalmente los tratamientos de enfermedades no transmisibles (ENT), 53% de las hipertensión arterial, 49% de la diabetes; 42% cáncer y 31% emergencias cardiovasculares.

Esto sería preocupante, tal como lo explica la farmacéutica Upjohn Latinoamérica, que lanzó un SOS en acciones para las enfermedades ENT, estas causarían hasta 16 millones de muertes al año, lo que a su vez representa 85% de las muertes en los países emergentes.

Además, sobre ese total más de 40% de los decesos estarían relacionados con enfermedades cardiovasculares y diabetes. Según comentó la doctora Ana Cristina Montenegro, jefa de la Clínica de medicina vascular y anticuagulación, estas enfermedades se relacionan con problemáticas como la obesidad. “La región está por encima del doble del promedio mundial 24,6% versus 11,5%”, añadió.

Por su parte, el doctor Gustavo A. Olaiz, coordinador general del Cipps de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que estas ENT además de causar muertes prematuras, también impulsan las cifras de mortalidad por covid-19, pues se trata de población más vulnerable al contagio. “Estamos en un momento en el que es crucial abordar los impulsores subyacentes de la pandemia de las ENT que están alimentando la mortalidad”, añadió Olaiz.

LOS CONTRASTES

  • Ana Cristina MontenegroJefa Clínica de medicina interna vascular

    “Más de 40% de muertes por ENT en las Américas son por enfermedades cardiovasculares y diabetes mellitus. Además, la región dobla el promedio mundial”.

Además de estos tratamientos la capacidad de vacunación en América Latina también estaría cayendo, según advirtió la OMS cerca de 25 países estarían posponiendo sus planes de vacunación en medio de la coyuntura de la pandemia lo que podría afectar la salud de 117 millones de niños y niñas.

Sin embargo, este sería un panorama que viene desde antes, pues como explicó el doctor Carlos Torres Martínez, pediatra del Hospital Infantil de Bogotá, la cobertura de vacunas de Difteria, Tos ferina y Tétanos pasó de 91% en 2016, a 85% en 2019 en la región, mientras en los países europeos la cobertura alcanza 90%. En el caso de Colombia, según indicó el Ministerio de Salud, la cobertura de vacunación nacional que debía alcanzar los 63% se encuentra ahora en 48%.

Los expertos coinciden en que es necesario seguir prestando atención a los tratamientos y mecanismos de prevención de otras enfermedades como parte de las medidas para proteger a los más vulnerables.