Banco de inversión norteamericano redujo prácticamente a la mitad su perspectiva de crecimiento para el país

Diario Financiero - Santiago

Continúan cayendo las perspectivas de crecimiento para la economía chilena, ante los efectos que los destrozos y paralizaciones de actividades que ha tenido la crisis social que comenzó en el país el 18 de octubre pasado.

El banco de inversión más reciente en recortar sus proyecciones para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) chileno fue Goldman Sachs: en un informe enviado a clientes por el economista jefe para América Latina, Alberto Ramos, redujo desde 3,3% a 1,7% su estimación de avance del Producto para el próximo año. Así, revisó en prácticamente la mitad sus proyecciones desde inicios de octubre, pre crisis social.

¿Cuán pesimista es la entidad? Para hacerse una idea, el Ministerio de Hacienda anticipa un crecimiento de la economía local de 2,3% para el próximo año, un punto de caída en relación a lo que estimaba cuando presentó el Presupuesto 2020, a fines de septiembre. Consensus Forecast, encuesta realizada a 19 departamentos de estudios, consultoras y universidades, las perspectivas se ubican en 2,3% para el próximo ejercicio, una merma de siete décimas respecto a la consulta de octubre previa al estallido social.

Para este año, en tanto, la rebaja fue más leve, pasando de 2,3% a 1,7%.

En su argumentación, Ramos asegura que el escenario político y económico para Chile es "sin lugar a dudas el más desafiante desde el retorno a la democracia en 1990".

"Los peores disturbios sociales en décadas han desestabilizado la economía y la institucionalidad política, la cual hoy está tambaleando para presentar soluciones para dar soluciones a la crisis", señala el reporte.

"Indudablemente, los eventos más recientes tendrán implicancias significativas para la evolución del ciclo de negocios. Esperamos que el crecimiento económico se mantenga lento a lo largo de 2020, a medida que la incertidumbre sobre el resultado de la prometida reforma constitucional se mantiene alta", concluye el banco de inversión.

De hecho, Goldman Sachs advierte que sus proyecciones de crecimiento tanto para este año como el próximo están "visiblemente sesgadas a la baja".