Calificaciones tienden a seguir bajando por el impacto de la pandemia en el crecimiento económico y en las finanzas públicas

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En medio de la mala hora que pasan las economías del vecindario producto de la crisis generada por el covid-19, Fitch Ratings detalló que el impacto que ha tenido la pandemia en el crecimiento económico y las finanzas públicas de los países de América Latina continúa presionando los perfiles de crédito soberano de las naciones.

En línea con esto, Fitch Ratings destacó que es probable que se produzca alguna reducción del déficit a medida que se dé la recuperación económica y se desarme la ayuda fiscal (...) En este sentido, algunos países como Colombia y Perú han reconocido la necesidad de implementar reformas para reconstruir sus bases de ingresos en el período poscovid.

La calificadora estadounidense destacó que a pesar de que algunos países han reconocido que hay una necesidad de llevar a cabo reformas, estas iniciativas podrían diluirse o descarrilarse debido a que hay congresos fragmentados y por las elecciones, ya que en Bolivia se llevarán a cabo en octubre de 2020, en Perú, Chile, Ecuador, Nicaragua y México serán en 2021 y en Brasil, Colombia y Costa Rica serán en 2022.

LOS CONTRASTES

  • Ignacio Martínez Coordinador de Lacen - Unam

    “Varios países de América Latina han tenido una serie de problemas en su política económica, los cuales se han profundizado por medidas como las cuarentenas”.

“Esto podría desalentar a los gobiernos a impulsar reformas políticamente difíciles o impopulares. A esto se le suma que los disturbios sociales ya habían llevado a una relajación fiscal antes de la pandemia en algunos países latinoamericanos, y algunos de los factores subyacentes, como la desigualdad y el desempleo, podrían verse agravados por la crisis actual”, citó Fitch Ratings en el documento.

En medio de este panorama que enfrentan los países de vecindario, la calificadora detalló en la publicación que la consolidación fiscal actuaría como un obstáculo para el crecimiento, pero las reformas del lado de la oferta, como la reforma laboral, podrían ayudar a apuntalar las perspectivas de crecimiento.

El incumplimiento de las medidas fiscales podrían conducir a una rebaja de las calificaciones. Sobre esto, en días pasados, Iván Duque, presidente de Colombia, dijo que las firmas calificadoras de riesgo no podían continuar evaluando a los países de América Latina con los mismos criterios que se utilizaron antes de que se desatara la crisis generada por el nuevo coronavirus.