Inicialmente, el gobierno español pensó en esta apertura desde julio, pero el control de la pandemia facilitó adelantar la decisión

Reuters

La ministra de Turismo de España, Reyes Maroto, anunció que todas las restricciones al cruce de las fronteras con Francia y Portugal se levantarán a partir del 22 de junio.

Las autoridades españolas cerraron las fronteras a todo el mundo excepto a los ciudadanos españoles, los trabajadores transfronterizos y los camioneros desde mediados de marzo, cuando el país declaró el estado de alarma para frenar el avance del la pandemia.

Maroto dijo a la prensa que España probablemente levantará la necesidad de ponerse en cuarentena para aquellos que lleguen por vía terrestre procedentes de Francia y Portugal a partir de esa fecha, si bien añadió que esta decisión aún no ha sido aprobada.

La reapertura de las fronteras es un asunto clave en Europa, ya que los países más afectados por la pandemia intentan reactivar sus economías y volver a permitir la libertad de movimiento de forma progresiva en un recuperado espacio Schengen sin fronteras.

España había dicho inicialmente que sólo empezaría a levantar las restricciones sobre sus fronteras a partir del primero de julio, antes de añadir en los últimos días que algunas podrían abrirse antes.

Maroto proporcionó más detalles de este plan el jueves, diciendo que el Gobierno está trabajando en abrir ciertas regiones al turismo en la segunda mitad de junio de forma experimental, esperándose que el turoperador TUI lleve unos 6.000 turistas alemanes a las Islas Baleares.

Francia ya ha dicho que está a favor de que Europa reabra sus fronteras internas a partir del 15 de junio.

Portugal cerró oficialmente su frontera hasta el 15 de junio, pero el Gobierno luso dijo previamente que asumía que permanecería cerrada hasta el final del mes debido a las propias restricciones de España, que ahora serán levantadas.