RIPE:
EXPANSIÓN

El retraso en el lanzamiento de nuevos estímulos no es el único factor que enfría los ánimos entre los inversores

Expansión - Madrid

Las ventas cobran fuerza en los mercados. El retraso 'definitivo' en los estímulos fiscales de EE.UU. y las nuevas restricciones frente al coronavirus adoptadas en ciudades como París y Londres desatan un correctivo de hasta el 3% en las Bolsas europeas, y repliegan al Ibex incluso hacia los 6.800 puntos. Valores turísticos, industriales y bancarios comparten corrección, con Grifols disparado a contracorriente.

Los inversores parecen aplazar definitivamente uno de los alicientes que habían descontado para las subidas durante las últimas semanas: el paquete de estímulos fiscales de más de dos billones de dólares que tenía previsto lanzar Estados Unidos. Las diferencias entre Republicanos y Demócratas en plena recta final de la campaña han llevado al Secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, a dar el acuerdo prácticamente por imposible hasta después de las elecciones del 3 de noviembre.

El retraso en el lanzamiento de nuevos estímulos no es el único factor que enfría los ánimos entre los inversores. La Casa Blanca amenaza con reactivar sus disputas tecnológicas con China al proponer la inclusión de Ant Group en su lista de empresas 'vetadas'. El impacto de la noticia podría minimizarse si las elecciones del 3 de noviembre confirman la victoria de Joe Biden que adelantan las encuestas, y si el candidato demócrata valida las previsiones de un tono menos hostil hacia China que Trump.

Las referencias en Europa más que despejar incógnitas en los mercados, las agrava. La cuenta atrás para el Brexit prosigue, y la economía europea tiene que hacer frente en su recuperación a una creciente oleada de restricciones para intentar contener la segunda ola de coronavirus.

Francia ha reforzado las medidas con el toque de queda adoptado en París, y Reino Unido ha optado por un semiconfinamiento de Londres. Los recientes obstáculos en el desarrollo de las vacunas contra el coronavirus, y su posible retraso, acentúan la aversión al riesgo.

El signo bajista de Wall Street y de Asia cobra fuerza en Europa, y la Bolsa española adopta un severo giro a la baja El Ibex pierde los 6.900 puntos e incluso los 6.800 puntos en sus mínimos intradía, después de ver truncado en las últimas jornadas su intento de asalto a la barrera de los 7.000 puntos. Las pérdidas alcanzan por momentos el 2%, menos severas en todo caso que las sufridas por otros índices europeos.

Las desinversiones se generalizan. Las crecientes restricciones en Europa, incluyendo toques de queda como el de París y semiconfinamientos como el de Londres, nublan en mayor medida las perspectivas de recuperación del sector turístico, azotado ya en la semana por el posible retraso en las vacunas antiCovid.

Este contexto ha llevado a Ryanair a recortar vuelos hasta el mes de marzo. Aena gira de nuevo a la baja en Bolsa, y la aerolínea IAG destaca otra vez en los descensos, más cerca ya del soporte del euro por acción. Meliá amplía el varapalo sufrido ayer a raíz de sendas rebajas de Deutsche Bank y Jefferies.

El freno en las expectativas de recuperación económica juega en contra también de los valores industriales y de los bancos. ArcelorMittal baja de los 12 euros por acción, y entre los bancos, Sabadell vuelve a alejarse del nivel de los 0,3 euros por acción, más cerca de sus mínimos históricos. Santander y BBVA ven peligrar los niveles de 1,6 y 2,2 euros por acción, respectivamente.

En medio de las presiones bajistas generalizadas en el Ibex destaca la subida a contracorriente de Grifols, uno de los valores con un perfil más defensivo, y una de las apuestas inversoras además de Criteria en su diversificación de cartera. La empresa de hemoderivados se dispara hasta un 10% al beneficiarse del fiasco de la estadounidense Vertex en el desarrollo de una nueva generación de productos que competiría con los de la empresa catalana.

Junto a Grifols destacan las subidas a contracorriente en el Ibex de PharmaMar, líder destacado del ránking por revalorización en 2020. La empresa ha suscrito un acuerdo con Jazz Pharmaceuticals para ampliar al mercado canadiense su contrato sobre lurbinectedina en Estados Unidos. Por su parte, el segundo mejor valor del Ibex en 2020, Siemens Gamesa, acusa el revés emitido por los analistas de HSBC, que enfrían la euforia sobre la escalada del valor al considerar demasiada ajusta su cotización en términos de expectativas de mercado.

El resto de Bolsas europeas sufre una oleada bajista más contundente aún. Las pérdidas han llegado a superar el 3% en el Dax alemán, con la preocupación añadida por los efectos económicas de las nuevas restricciones que están adoptando los distintos países en sus intentos por contener la segunda ola de coronavirus. Las nuevas amenazas macro complican el escenario en pleno arranque de la temporada de presentación de resultados empresariales.

El toque de queda en París supone todo un revés para empresas francesas como el gigante hotelero Accor, que cae hasta un 5% en la Bolsa de París, la empresa de restauración Elior, el gestor aeroportuario ADP y la aerolínea Air France. A cambio, los resultados ensalzan la firmeza de la empresa francesa de loterías, FDJ, revalorizada hoy a contracorriente en la Bolsa de París. Las cuentas avanzadas por el gigante farmacéutico Roche tienen un impacto menos alcista en su cotización, a pesar de mantener sus previsiones para el cierre del año gracias al auge del negocio de diagnóstico del covid-19.

El repunte de la aversión al riesgo en los mercados consolida las últimas subidas del dólar frente al euro. La divisa comunitaria se atasca en los 1,17 dólares, a la espera de cifras macro como las de paro semanal de EE.UU. Si se cumplen las previsiones las solicitudes de subsidio de desempleo bajarían desde las 840.000 hasta las 825.000. La libra, por su parte, intenta aferrarse a los US$1,30 ante la posibilidad de algún tipo de avance en las negociaciones sobre el Brexit.

El perfil más defensivo que adoptan los inversores cobra fuerza incluso dentro del mercado europeo de deuda pública. Las compras se concentran hoy en la opción 'más segura', el bund alemán, de forma que la prima de riesgo sube desde los 71 hasta los 77 puntos básicos. El interés del bono español, además, trunca su racha de mínimos sucesivos de un año, y supera el 0,15%.

El mayor pesimismo macroeconómico borra el rebote previo del precio del petróleo. A pesar del grado de cumplimiento en los recortes por parte de los países de la OPEP, el barril de Brent se repliega al filo de los 42 dólares, y el barril tipo West Texas, de referencia en EE.UU; baja hasta registrar mínimos intradía por debajo de los US$40.