• Agregue a sus temas de interés

El Economista - Ciudad de México

De acuerdo con estas cifras, asegura el informe, el crecimiento económico de la región se deteriorá aún más desde el ya escaso ritmo observado a finales del año pasado, cuando el PIB aumentó 0,3%.

Por países, en febrero el ritmo de crecimiento se atenuó en Alemania, Italia, España e Irlanda, mientras que en Francia cayó en territorio de contracción por primera vez en trece meses. En cuanto a los sectores, tanto la industria como los servicios se han ralentizado hasta sus mínimas de doce meses y trece meses, respectivamente.

Chris Williamson, economista jefe de Markit, afirma que la desaceleración del crecimiento de la actividad comercial, acompañada de una similar atenuación en la tasa de creación de empleo y la caída más pronunciada de los precios cobrados en los últimos doce meses, sugieren que la recuperación de la región está perdiendo impulso.

"La decepción generalizada aumenta las posibilidades de que el BCE actúe agresivamente a fin de evitar otra crisis económica", dijo.