RIPE:
EXPANSIÓN

La facturación en el trimestre alcanzó US$9.910 millones, un 3,9% más que un año antes, con un crecimiento de 3,5% en mercado doméstico

Diario Expansión - Madrid

La cadena minorista de productos electrónicos Best Buy se anotó un beneficio neto de US$432 millones (365 millones de euros) entre mayo y julio, segundo trimestre fiscal de la compañía, lo que equivale a una mejora del 81,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior, impulsada por el auge del teletrabajo y la educación a distancia, según indicó la empresa.

La facturación de Best Buy en el trimestre alcanzó los US$9.910 millones (8.389 millones de euros), un 3,9% más que un año antes, con un crecimiento del 3,5% en el mercado doméstico, hasta US$9.128 millones (7.724 millones de euros), mientras que sus ingresos internacionales subieron un 9,4%, hasta US$782 millones (662 millones de euros).

Asimismo, la compañía destacó el incremento registrado por sus ventas domésticas a través del canal 'online', con una facturación de US$4.850 millones (4.104 millones de euros), lo que supone un crecimiento del 242% en comparación con un año antes. La facturación digital de Best Buy representó entre mayo y julio el 53,1% de los ingresos domésticos, frente al 16,1% del mismo periodo de 2019.

"Los productos que ayudan a la gente en su trabajo, aprendizaje, a conectar con los demás y a cocinar en casa, como ordenadores, electrodomésticos y tabletas, fueron los principales motores del crecimiento de nuestras ventas en el trimestre", declaró Corie Barry, consejero delegado de Best Buy.

En los seis primeros meses de su ejercicio, la cadena estadounidense obtuvo un beneficio neto de US$591 millones (500 millones de euros), un 17,5% más que un año antes, a pesar de que sus ingresos en la primera mitad de su año fiscal cayeron un 1,1%, hasta US$18.472 millones (15.636 millones de euros).

No se aventura a dar previsiones

"Como resultado de la incertidumbre actual, no ofrecemos previsiones", anunció Matt Bilunas, director financiero de la firma, aunque el ejecutivo adelantó que la compañía confía en que sus ventas del tercer trimestre serán más altas que en el mismo intervalo del ejercicio anterior.