jueves, 20 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Sanchez Pedraza - msanchez@larepublica.com.co

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos creció 3,1% en el tercer trimestre, tres décimas porcentuales más de lo que se había calculado hace unas semanas, según información del Departamento de Comercio.

Las exportaciones y el gasto público ofrecieron un fuerte impulso a la economía, pero ese efecto probablemente se pierda ante la lentitud de la demanda global y un movimiento hacia el ajuste de la política fiscal, tras un acuerdo bipartidista sobre el llamado ‘abismo fiscal’.

La tasa fue la más veloz desde fines del 2011 y también reflejó un ritmo ligeramente mejor del gasto del consumidor de lo que se había calculado previamente.

“El dato sorprendió a los analistas. Fue positivo el crecimiento del consumo personal que ha tenido una buena recuperación. Esto eleva el positivismo de los agentes sobre lo que pueda pasar en 2013”, dijo Marisol Torres, analista de Helm Bank.

“Sin embargo, todavía hace falta ver qué pasa en el cuarto trimestre. Aún está en riesgo que el buen comportamiento que vemos se vaya al piso por lo que pueda pasar con el ‘abismo fiscal’”, agregó.

El déficit comercial se redujo gracias a la revisión al alza de las exportaciones, que crecieron a una tasa de 1,9% en lugar de 1,1%, y el primer declive de las importaciones en más de tres años.

“La cifra en general fue buena. Sin embargo, aunque los cambios que se dieron son positivos, no están evidenciando una aceleración que haga pensar que de aquí en adelante habrá buenos datos”, resaltó Vanessa Santrich, analista de Ultrabursátiles.

Además del gasto del Gobierno, que fue revisado con un avance de 3,9%, y del consumidor, que creció dos décimas por encima del cálculo anterior, a 1,6 %, las ventas de casas usadas en noviembre registraron su mejor lectura en tres años.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) informó que dichas ventas saltaron 5,9% en noviembre, a una cifra anual desestacionalizada de 5,04 millones de unidades, lo que confirma que la recuperación del mercado inmobiliario se está fortaleciendo.

Un sondeo de la agencia Reuters entre economistas este mes arrojó un pronóstico medio de crecimiento de sólo un 1,2% anual en el trimestre actual. Los analistas prevén que el PIB se expandirá 1,9% el próximo año.

Desempleo continúa
El aumento en las solicitudes iniciales de subsidio por desocupación la semana pasada sugirió que el crecimiento del empleo sigue siendo modesto.

El Departamento del Trabajo dijo que las solicitudes iniciales aumentaron en 17.000, a una cifra desestacionalizada de 361.000, en el extremo inferior del rango en el que operaban antes de que la tormenta Sandy golpeara la Costa Este en octubre e irrumpiera el crecimiento.

De acuerdo con los analistas, este ritmo se debe principalmente a que por la falta de acuerdos entre el Gobierno y los republicanos para evitar el abismo fiscal, las empresas están siendo cautelosas con las contrataciones.