En España, por ejemplo, se estudia una combinación de dos medicamentos que pueda ralentizar la propagación del coronavirus

Reuters

Medicamentos usados para la artritis se están probando como tratamientos para personas que han contraído el coronavirus, en momentos en que empresas e investigadores buscan formas rápidas de ayudar a los pacientes y disminuir la infección.

Sanofi y Regeneron Pharmaceuticals dijeron el lunes que habían comenzado un ensayo clínico de su medicamento contra la artritis reumatoide Kevzara como tratamiento para el coronavirus.

En España, se estudia una combinación de dos medicamentos que pueda ralentizar la propagación del coronavirus entre los humanos.

Las inscripciones para el ensayo de Kevzara, una proteína contra las infecciones conocida como anticuerpo monoclonal, comenzarán de inmediato y se evaluarán hasta 400 pacientes, dijeron Sanofi y Regeneron en un comunicado conjunto.

Regeneron anunció en febrero una asociación con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos para desarrollar un tratamiento para el coronavirus, entonces dijo que se centraría en los anticuerpos monoclonales.

Investigadores en Barcelona dijeron el lunes que administrarían un medicamento usado para tratar el VIH, que contiene darunavir y cobicistat, a una persona infectada con coronavirus. Los contactos cercanos del paciente recibirían hidroxicloroquina, un medicamento para la malaria y las afecciones reumatoides, como la artritis.

"Nuestra hipótesis es que se puede reducir así la carga viral y, si lo logramos, podríamos llegar a romper la cadena de transmisión de la infección", dijo Oriol Mitja, investigador del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol, en una rueda de prensa.

Los pacientes con coronavirus pueden infectar a entre el 5% y el 15% de las personas con las que entran en contacto durante los 14 días después de comenzar a mostrar síntomas, dijo.

El objetivo del ensayo es bajar el tiempo a menos de 14 días y también reducir el porcentaje de contactos infectados. Los investigadores planean analizar los resultados en 21 días.

Alrededor de 200 pacientes con coronavirus y 3.000 de sus contactos cercanos participarán en la prueba, que cuenta con fondos públicos y privados.

Mitja, que planea hablar con funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta semana, dijo que había otros dos proyectos similares en Australia y Estados Unidos, pero que el suyo estaba más avanzado.

También el lunes, el hospital La Paz-Carlos III de Madrid anunció otro ensayo para administrar Remdesivir, un medicamento similar a un nucleótido y destinado a combatir la replicación viral, a pacientes voluntarios con casos graves y leves de coronavirus, dijo el gobierno regional de Madrid en un comunicado.

Unos 1.000 pacientes participarán en el ensayo europeo, dijo.