.
LABORAL Colombia, México y Argentina, entre los 28 países más costosos para realizar home office
sábado, 13 de febrero de 2021

Mientras en Colombia los trabajadores destinan 80% de su salario a gastos relacionados con trabajar desde casa, en Singapur es 15%

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

Trabajar desde la casa en un principio parecía ser la solución para contener los efectos negativos de la pandemia, sin embargo, pasados unos meses, este tema se convirtió en un factor problemático, pues en algunos casos es más costoso para los empleados que ir a las oficinas.

En el más reciente estudio realizado por la firma australiana Compare The Market sobre los países más costosos para trabajar desde la casa en el mundo, Colombia y México se ubican entre los primeros lugares, ocupando el puesto número ocho, con un costo mensual de US$$414, y el lugar número 12, con un valor en gastos de US$368, respectivamente.

Este estudio no solamente contempla el ponderado de gastos adicionales que tiene los trabajadores en sus casas, sino que realiza un contraste con el costo de vida de cada país y las tarifas de elementos que se necesitan para trabajar como el servicio de internet y los datos del celular, la energía, el agua y elementos tan simples como el uso mensual de una tetera. También se tiene en cuenta el costo por el uso del portátil.

En esa vía, por ejemplo, en Colombia un trabajador promedio debería ganarse cerca de dos salarios mínimos legales mensuales vigentes (smmlv) para solventar el costo de una oficina en casa, que cuesta alrededor de $1,46 millones por mes, lo que representa 80% de su salario. Esto sin contemplar el auxilio de transporte, que ahora es para gastos de conexión y que el Gobierno colombiano otorga por ley a cada trabajador que gane máximo dos smmlv.

Frente a este panorama, no todos los países de la región cuentan con los mismos beneficios a la hora de hacer ‘home office’ y eso empeora la situación de algunos, pues en casos como el de México el costo de trabajar desde casa supera el salario mínimo establecido para ese país, que es de US$205 aproximadamente, frente a los US$368 que cuesta en promedio trabajar en casa, según la consultora internacional.

LOS CONTRASTES

  • David Castrillón Observatorio de Análisis de Sistemas Internacionales de U. Externado

    “Hay ítems que no son comparables entre los países estudiados, las condiciones propias de cada región pueden aumentar o disminuir los costos de trabajo sin ser necesariamente culpa del home office”.

De la misma manera, el experto afirmó que hay ítems que no son necesariamente comparables entre los países, como por ejemplo el uso del calentador, ya que en países con extremas temporadas de invierno, claramente aumentan los costos de trabajar desde casa.

Otro de los países de la región que ingresó en este listado fue Argentina, ya que allí el costo de trabajar en casa es de US$225 mensuales y el costo de vida de una persona, según el reporte, es de US$1.641, lo que deja ver que el salario mínimo del país, que para 2021 fue establecido en US$244, es insuficiente para vivir y trabajar desde casa, como en casi todos los países de la región.

En la tabla general del todo el mundo, Barbados ocupa el lugar número uno con un costo de US$586 por mes al hacer ‘home office’. Adicionalmente, este país tiene la segunda tarifa más elevada en materia de conexión a internet, dentro de los 28 países del mundo que contempló el estudio. Allí se debe pagar cada mes un valor de US$56,46 por conectividad y no está cubierto dentro del salario promedio del país que es de US$1.090. Pese a esto, la baja densidad poblacional del país y la corta extensión del territorio hace que los costos no sean tan altos y el monto devengado mensualmente por los trabajadores alcanza para un adecuado nivel de vida.

En el puesto dos y tres se ubican España y Alemania, no solamente como los dos países con costos más elevados para el ‘home office’ en Europa, sino en el mundo. En estas dos naciones un trabajador debe pagar mensualmente cifras que van entre los US$547 y US$530 para trabajar desde casa.

Alemania, por su lado, tiene el cuarto costo de vida más alto de la Unión Europea, con un gasto mensual promedio por persona de US$2.292, mientras que en España es US$1.806. Allí, las personas pagan un promedio de US$600 mensuales en internet y calefacción, cifra que aumentó cuando tuvieron que pasar largas temporadas en casa. Sin embargo, los sueldos no se modificaron.

Castrillón menciona que hay países, como los de la región, que dependen de los auxilios otorgados por las empresas para poder subsistir en medio del home office, mientras que en los países con mejores ingresos y calidad de vida, este factor no sería tan importante, pues las condiciones externas a lo laboral están dadas por los gobiernos.

Un contraste que evidencia la calidad de vida y las acciones de los gobiernos

El estudio reveló que los países donde el nivel de vida es más alto y donde el Gobierno se hace responsable por el bienestar de los ciudadanos desde la inversión pública, los trabajadores tiene que gastar menos dinero si laboran desde sus hogares. Este es el caso de Singapur, Azerbaiyán, Ucrania y Rusia, países donde las tarifas de energía, calefacción e internet son las más bajas de las economías analizadas. No necesariamente porque no tengan un valor en el mercado, sino porque el Gobierno y las empresas se dividen ese costo, alivianando al trabajador.