La organización referencia el gasto a alumnos de secundaria

Sebastián Montes

Los estudiantes en Colombia continúan protestando por el presupuesto que el Gobierno destinará al sector de educación el próximo año. Según los datos recopilados por el International Institute for Management Development (IMD), para la elaboración del World Talent Ranking, el gasto gubernamental que se le destina a un estudiante de secundaria equivale a 16% del PIB per cápita, suma que totaliza un monto de US$1.081,6 según las últimas cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo, el aspecto más preocupante no radica en el dinero como tal, sino en la competitividad del país frente a sus pares de la región, pues ocupa la quinta posición entre seis economías latinoamericanas en este campo, viéndose superado por Argentina, Brasil, Chile y México, pero ganándole a Perú. Además, ocupa la posición 47 entre 63 economías que analiza el IMD en sus estudios.

Este fue uno de los principales factores que afectó el rendimiento de Colombia en el World Talent Ranking 2018, pues se ubicó como la cuarta peor nación del mundo a la hora de atraer y retener talento al posicionarse en la casilla 60 de 63, solo superando a México, Mongolia y Venezuela. Además, cayó cinco puestos en esta edición, pues se quedó con la casilla 55 el año pasado. Solo México registró una caída más pronunciada, bajando seis posiciones.

Las cifras para el próximo año pueden mejorar si se tiene en cuenta que desde el pasado 10 de octubre, los rectores, padres de familia y estudiantes han salido a las calles para solicitar a la administración de Iván Duque un aumento en el monto destinado para la educación en el cierre del año. Ante dicha petición, el mandatario confirmó la adición de US$154,8 millones al sector para terminar 2018.

Un mes después, específicamente el 9 de noviembre, el mandatario anunció que el Gobierno no tenía los recursos suficientes para cumplir con las demandas de los estudiantes, por lo que a día de hoy las protestas continúan pese a que la administración actual ya se encuentra negociando un pacto frente a este tema.

El decano de Economía de la Universidad del Rosario, Carlos Sepúlveda, mencionó que, además del gasto por estudiante, Colombia “debe mejorar la calidad de la educación para tener un sistema efectivo que le permita al país salir del nivel medio que tiene hoy en día”.

Argentina es quien más invierte

El escalafón del IMD revela que Argentina es el mejor posicionado de América Latina en cuanto al gasto que destina el Gobierno por estudiante, pues invierte 23,4% de su PIB per cápita. Le siguen Brasil (21,6%), Chile (16,5%), México (16,3%), Colombia (16%) y Perú (14,3).

No obstante, en lo que a dinero se refiere, Chile es quien se lleva los honores, pues destina un total de US$2.663,1 por estudiante, mientras que Argentina se queda con la segunda casilla con US$2.496,78. Esto se debe a que el PIB per cápita de Chile es superior al de Argentina según los datos del FMI . Mientras que el primero es de US$16.140, el segundo llega a US$10.670.

Brasil gana en educación

Otro aspecto que analiza el IMD, es el total de gasto público que se destina al sector. Al que mejor le va en este aspecto es a Brasil, que destina 6,2% del PIB, seguido de Chile (4,6%) y Colombia (4,5%) en el top tres.

Este último país no solo ocupa el tercer lugar de la región en este campo y el puesto 32 de 63 en el ranking general del IMD, sino que la realidad es similar si se hace la comparación en términos monetarios, pues en este escenario también se mantiene en el podio, siendo la tercera que más dinero le da a la educación. El primer lugar lo conserva la nación que gobierna Michel Temer, pues le da US$118.420 millones anuales a la educación, según los últimos datos del PIB del FMI.

A Brasil le siguen México (US$40.800 millones), Colombia (US$15.162, 3 millones), Perú (US$10.531,24 millones), Chile (US$10.196,26 millones) y Argentina (US$5.705,16 millones). Este último caso es el más drástico, pues solo destina 1,2% de su PIB a la educación y ocupa el puesto 62 de 63 naciones en el listado del IMD.

LOS CONTRASTES

  • Carlos SepúlvedaDecano de Economía de la Universidad del Rosario

    “Se ha dado una gran fuga de cerebros de profesores y profesionales de la educación, factor relacionado con la situación económica actual”.

  • José Francisco JuárezDecano de Humanidades y Educación de la Ucab

    “Un país puede tener un gasto alto por estudiante, pero si la calidad de la educación es mala, esa inversión es poco efectiva”.

Venezuela se lleva lo peor

Según los datos del IMD, Venezuela se lleva la peor parte, pues el país que gobierna Nicolás Maduro no aportó datos que permitieran hacer un análisis de esa nación, por lo que no cuenta con ninguna valoración dentro del listado.

El decano de Humanidades y Educación de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), José Francisco Juárez, atribuyó este panorama a la situación política de Venezuela, que ha afectado a las universidades públicas. Según estimaciones de la Fundación Redes de Venezuela para 2017, de cada 100 alumnos que ingresan al primer grado de primaria, 34 llegan al primer año de bachillerato y solo 10 concluyen la educación media.

Además, la Encuesta de Condiciones de Vida de Venezuela (Encovi), reveló que tres de cada cuatro niños de la población más pobre de Venezuela deja la escuela por falta de comida.

Arabia Saudí es el líder mundial

De acuerdo con el estudio del IMD, el país que más destaca en materia de gasto público a la educación es Arabia Saudí, pues destina 7,9% de su PIB al sector. En el top 10 le siguen Islandia (7,2%), Sudáfrica (7%), Dinamarca (6,9%) e Israel (6,8%). Es de destacar que entre el primer y segundo lugar hay una diferencia de 0,7 puntos porcentuales, mucho mayor a la que hay entre el segundo y quinto lugar. Por su parte, Brasil alcanza a formar parte del top 10 al ubicarse en la décima casilla.