La recaudación derivada de las utilidades corporativas en el país se ubica por sobre el promedio de una muestra de 109 naciones

Diario Financiero

Un debate que ha sido recurrente en el país es la carga tributaria. Desde 2014 Chile se ha embarcado en tres reformas al sistema impositivo, siendo la más reciente aprobada en enero, creando nuevos gravámenes como un nuevo tramo de impuesto personal, una contribución de los proyectos de inversión en favor de las regiones donde se desarrollan y una sobretasa de contribuciones para los bienes raíces de mayor valor, por citar algunos.

Y en medio de la situación de emergencia que afecta al país, han sido varios los parlamentarios que han advertido que el país debe volver a revisar su estructura impositiva para solventar las necesidades de gasto social. Incluso, algunos propusieron la creación de un impuesto al patrimonio de los "súper ricos".

Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), publicado hoy, agrega más elementos al debate. En el texto, titulado "Estadísticas Tributarias del Sector Corporativo", el organismo compara el estado del arte desde el 2000 para la recaudación de impuestos derivada de las utilidades corporativas, mostrando que Chile es uno de apenas seis países que aumentaron su tasa en las últimas dos décadas.

En concreto, el país aumentó desde 17% a 27% el impuesto de Primera Categoría para las grandes empresas en el período, uno de los principales cambios incorporados en la reforma tributaria del 2014. Eso sí, el reporte del organismo multilateral considera una tasa de 25% (que es la que aplica para las PYME). Así, el país se une a Andorra como los segundos que más aumentaron su tasa en las últimas dos décadas, siendo superados solo por Maldivas, que lo incrementó en 15 puntos. El resto del grupo lo componen China, Hong Kong, India y Omán.

Dentro de la muestra del estudio, 88 países redujeron su tasa corporativa, 15 la mantuvieron y los seis ya citados la aumentaron.

Así, el promedio de tasa a las ganancias empresariales pasó de 28% en el 2000 a 20,6% dos décadas más tarde.

Peso del sector corporativo
El documento también considera otras métricas para comparar la recaudación tributaria. Por una parte, calcula el peso de los impuestos corporativos en el Producto Interno Bruto (PIB) y en la recaudación total, con Chile ubicándose sobre la media en ambos apartados.

Por una parte, los ingresos fiscales por utilidades empresariales representaron 4,3% del PIB en el país en 2017, superando el promedio de la Ocde (3%) y de los países de América Latina y el Caribe (3,4%). Así, superó a países como Singapur, Bélgica, Tailandia, Corea del Sur, República Checa y Japón, entre otros. La República de Seychelles lidera el conteo recolectando el equivalente a 7 puntos de su Producto.

Asimismo, la recaudación por impuesto corporativo representó más del 20% de los ingresos fiscales en Chile en 2017, según el reporte, por arriba del promedio Ocde (9,3%) y el de la región (15,5%). El conteo es liderado por Guinea Ecuatorial, país en el que los ingresos por tributos empresariales representan casi el 70% de sus ingresos impositivos.