.
LIMA Chancay será la obra portuaria en el Perú que quiere convertirse en el hub chino del Pacífico Sur
sábado, 6 de febrero de 2021
RIPE:
DIARIO FINANCIERO

La obra pone gran presión a los puertos en Chile, considerando que funcionará como el punto de conexión con el gigante asiático

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Este año será clave para Perú en materia de infraestructura portuaria, en medio de la ofensiva del gobierno por poner en pie tres grandes obras, con un presupuesto de US$ 1.500 millones: el Puerto de Chancay, y los terminales concesionados de Salaverry y el Muelle Sur del Callao.

Ahora bien, gran parte de ese monto -unos US$ 1.100 millones- irán solo al primero de ellos, que considera un presupuesto total estimado de US$ 3.000 millones. Y es que esas instalaciones, a unos 75 km de Lima, pretenden erigirse como una de las principales conexiones comerciales de China con los países de la costa oeste de Sudamérica, sirviendo de puente para el creciente comercio de mercancías de esta región con Asia-Pacífico.

Así, a través de la sociedad Terminales Portuarios Chancay, la china Cosco Shipping Ports pone sus fichas en el vecino país para construir, como dijo en diciembre el presidente de la Autoridad Portuaria Nacional (APN), “un hub del Pacífico Sur”.

La idea, han explicado, es que funcione como un transbordo de carga principalmente con El Callao, que está a 55 km al sur, y opera como uno de los más importantes del país, sobre todo por su cercanía con la capital. Pero, también será enlace para otros puertos, cargas y naciones.

“Se considera que este será un terminal de trasbordo. Eso significa que vendrán grandes buques y que desde aquí se repartirán hacia otros terminales del Pacífico sur”, explicó Patiño el 23 de diciembre de 2020, luego de la aprobación del estudio de impacto ambiental.

Competencia regional

Ahora bien, esa obra en particular pone gran presión a los puertos en Chile, considerando que funcionará como el punto de conexión comercial con el gigante asiático, el principal socio económico de ambas naciones.

Su construcción comenzará tan pronto como mayo de este año y, si se cumple el cronograma, tendrá su primera etapa lista en 2023. El resto de los sitios entrarían en operación en el segundo trimestre de 2024.

La infraestructura portuaria en sí misma es de gran envergadura: tendrá cuatro muelles que van a atender tanto contenedores como carga general -dos de ellos para contendores con capacidad para 1 millón de TEU anuales y los otros para granel-; un túnel de casi 1,8 kilometros que va desde la zona operativa del puerto hacia la zona de actividades logísticas; y, el tercer componente, es precisamente esa zona de actividades logísticas que va a permitir el desarrollo logístico tanto del puerto como de la región.