La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

En los últimos cinco años el ‘Oráculo de Omaha’ ha acudido al rescate de varias empresas de primer nivel, operaciones arriesgadas de las que Warren Buffet ha logrado sacar muy buen provecha: US$10.000 millones y subiendo.

Durante la crisis financiera el dueño de la firma de inversión Berkshire Hathaway ha invertido US$25.200 millones en empresas cuya situación económica no atravesaba por su mejor momento. En los últimos cinco años Buffet ha apostado por compañías como Mars, Goldman Sachs, Bank of America, General Electric, Dow Chemical y Swiss Re y ha obtenido unas ganancias de 10.000 millones, lo que supone una rentabilidad del 40%.

Una de los principios que ha llevado a Buffet al éxito es, según destaca el rotativo financiero The Wall Street Journal; "sea temeroso cuando otros son codiciosos y sea codicioso cuando otros son temerosos".

Esta máxima fue la que llevó a ‘Oráculo de Omaha’ a apostar por el fabricante de dulces Mars, compañía a la que Buffett financió en 2008 para la adquisición de Wringley y que permitió al multimillonario inversor convertirse en accionista del grupo.

Esta operación ha reportado a Berkshire Hathaway cerca de US$680 millones. "En términos de rentabilidad, un inversor medio podría haberlo hecho igual de bien si hubiese invertido en el mercado de valores durante el período de pánico", ha explicado Buffett en una entrevista en The Wall Street Journal.

El multimillonario inversor añade que “las mejores compras se producen cuando la gente tiene mayoritariamente miedo”, como por ejemplo a partir de la crisis financiera de 2008, cuando empresas como Wells Fargo o American Express, por las que Buffett ha apostado, cayeron a mínimos históricos. Con los beneficios que ha obtenido, Buffett tiene previsto realizar nuevas inversiones de las que espera sacar partido a corto plazo con una rentabilidad similar.

El Oráculo de Omaha, no obstante, reconoce que ahora es más complicado encontrar operaciones como la compra de BNSF Railway que llevó a cabo en 2010 por US$26.000 millones. La recuperación económica ha elevado los precios de este tipo de compañías. Con los beneficios que ha obtenido, Buffett tiene previsto realizar nuevas inversiones de las que espera sacar partido a corto plazo con una rentabilidad similar.

El Oráculo de Omaha, no obstante, reconoce que ahora es más complicado encontrar operaciones como la compra de BNSF Railway que llevó a cabo en 2010 por 26.000 millones de dólares. La recuperación económica ha elevado los precios de este tipo de compañías.