jueves, 20 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, anunció la concesión a empresas privadas de los aeropuertos de Río de Janeiro y Belo Horizonte y también un ambicioso plan de modernización aeroportuaria regional dotado con US$3.650 millones.

En el caso de los dos aeropuertos que pasarán al sector privado, la jefa de Estado manifestó que el país necesita a “los mejores operadores internacionales”, los cuales conocerán en agosto próximo las condiciones de los concursos, que se realizarán un mes después.

En las licitaciones ya han manifestado interés grandes empresas del sector de diversos países, entre las que figura la española Aena, considerada hoy la mayor operadora del mundo y responsable de la gestión de 47 aeropuertos en España y de otros 26 en otros países.

Según precisó el titular de la Secretaría de Aviación Civil, Wagner Bittencourt, en el aeropuerto internacional de Río de Janeiro se esperan inversiones privadas por US$3.300 millones y en de Belo Horizonte ascenderán a unos US$2.400 millones. También adelantó que se exigirá a los operadores aeroportuarios una “comprobada experiencia”.