.
GLOBOECONOMÍA Bernard Arnault y Amancio Ortega reinan en las calles de lujo
sábado, 29 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

No todas las calles resultan aptas para convertirse en corredores de lujo, pero las que lo logran pueden darse el gusto de cobrar hasta US$3.500 por el metro cuadrado al mes. Así lo hace la Quinta Avenida en Nueva York. Pero las zonas de Oscar Freire (US$240), Andino(US$135,) y Florida (US$87,30) en Sao Paulo, Bogotá y Buenos Aires, no se quedan atrás y cobran la renta más cara por metro cuadrado comercial en América Latina, de acuerdo con un estudio de Colliers.

La valorización de estas zonas están influenciadas en gran medida por las marcas que llegan. En este sentido, Bernard Arnault y Amancio Ortega, son los reyes de las principales calles de lujo en la región.

Gustavo Jaramillo, gerente de la Lonja Propiedad Raíz de Cali, comentó que “el tema clave aquí es el mercado, su tráfico y lo que estén dispuestos a pagar por unos productos puntuales generando las utilidades suficientes para poder ingresar a estas exclusivas zonas”.

Bernard Arnault, es el empresario francés propietario de del Grupo Lvmh al que pertenece la legendaria marca Louis Vuitton con la que hace presencia en la Santiago de Chile en la calle Alonso Córdova por US$62,54 el metro cuadrado mensualmente y en la Presidente Masaryk en Ciudad de México por solo US$5,4 menos.

Arnault, también está con Dior en la peatonal de Florida en Buenos Aires, cancelando mensualmente US$87,30 por cada metro cuadrado. Para dar una idea, suponiendo que este local tenga un tamaño de 1.000 metros cuadrados, mensualmente la factura del alquiler estaría llegando de en US$87.300. Givenchy y Bvlgary son otras importantes marcas de Lvmh que han aterrizado en las calles de lujo de Quito, Argentina y Sao Paulo.

Amancio Ortega, el rey textil dueño del Grupo Inditex, con su reconocida marca Zara paga por el alquiler de metro cuadrado en el corredor Andino US$135 al mes, mientras, mientras en la peatonal Florida de Buenos Aires cancela US$87,30. En la avenida Naciones Unidas de Quito paga US$68,91 por metro cuadrado mensualmente y en la calle Presidente Masaryk de Ciudad de México el valor llega a US$57.

Stradivarius y Zara Home son otras de las marcas de Inditex que Ortega ha ubicado en los exclusivos corredores.

Y es que alquilar un local en estas avenidas que tienen gran tránsito de gente, no solamente significa una inversión, sino un símbolo de estatus.

Aurora Turriago, directora de mercadeo e investigación de Colliers en Colombia, manifestó “que estos lugares son muy costosos porque generalmente los grandes diseñadoras y las marcas de lujo no quieren ubicarse dentro de los centros comerciales y empezaron a ubicarse en calles, pues la idea era lograr cierta exclusividad y no relacionarse con un centro comercial”.

Por otra parte, Turriago agregó que muchas veces estos productos locales o extranjeros tienen una tienda a la que llaman insignia donde se encuentran todas las referencias que tienen, y “estando fuera de centros comerciales a parte de tráfico, logran ubicar sitios más grandes aunque más costosos”.

Aunque los tamaños son variados, entre las características principales de estos locales se encuentran que generalmente son amplios y con fachadas altas. Ya en el entorno externo están rodeados de zonas seguras, con un componente urbano agradable y facilidad de parqueo, acompañado de otros elementos como tiendas de ocio o cafés.

Disponibilidad
Desde hace 3 años el gobierno argentino instaló un cepo cambiario que impide la compra de divisa extranjera en el país. A su vez, restringe la salida de divisas y esto imposibilita el giro de utilidades de las empresas hacia sus casas matrices. Agustín Alcoleas, coordinador de investigación de mercado de Colliers en Argentina, dijo que “atravesamos un contexto inflacionario , donde las empresas acumulan pesos argentinos y no pueden acceder al dólar para preservar su valor”.

Omitiendo este contexto donde muchas marcas premium han decidido cerrar sus operaciones, la disponibilidad en estas tiendas, especialmente en Argentina, manifiesta Turriago es casi que nula.

La Quinta Avenida, la que manda la parada en precios
A parte de ser reconocida por aparecer en taquilleras películas, la Quinta Avenida de Nueva York es la calle más costosa en el mundo, cobrando por metro cuadro al mes US$3.500. Aquí existen reputados restaurantes y tiendas de lujo, y sus elevados precios funcionan como un imponente filtro para los inversionistas que quisieran llegar a la zona. Le sigue una de las calles más populares y transitadas de Hong Kong que, además, se ha convertido en uno de los centros de negocio más importantes del mundo, la Causeway Bay (US$2.735) y la calle Time Square de New York con una tarifa de US$2.300 por mes.

Las Opiniones

Aurora Turriago
Directora de mercadeo e investigación de colliers en colombia
“La tendencia más importante en estos lugares son tiendas con espacios muy amplios, donde el cliente vive una verdadera experiencia que lo relaciona emocionalmente con la marca”.

Gustavo Jaramillo
Gerente de la lonja de propiedad raíz de cali

“El tema clave es el mercado, su tráfico y lo que esté dispuesto a pagar por unos productos puntuales, generando las utilidades suficientes para poder ingresar a estas exclusivas zonas”.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

China 17/09/2021 Acciones globales caen afectadas por Evergrande e inquietud por crecimiento global

Las acciones de la promotora inmobiliaria China Evergrande cayeron 3,4% el viernes, lo que deja una pérdida de 30% esta semana

América Latina 14/09/2021 SoftBank renueva su apuesta por América Latina con un fondo de US$3.000 millones

El conglomerado japonés dijo que planea invertir en empresas tecnológicas cotizadas y privadas, e incluso podría recaudar capital adicional

Chile 16/09/2021 La crisis de Evergrande en el mercado inmobiliario chino golpea con fuerza al cobre

En el mercado de Chicago, el principal producto de exportación de Chile cae 2% en sus contratos futuro y cotiza a US$ 4,32 la libra

MÁS GLOBOECONOMÍA