miércoles, 19 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

La gubernamental Agencia de Información de Energía (EIA por sus iniciales en inglés) informó que los inventarios de crudo perdieron 5,2 millones de barriles en la semana terminada el 14 de octubre, contra pronósticos de analistas de un incremento de 2,7 millones de barriles.

A las 16:58 GMT, los futuros del West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos ganaban US$1,43, o un 2,84%, a US$51,72 el barril, tras tocar un máximo desde julio de 2015 a US$51,93. El segundo contrato más activo del WTI tocó picos de 5 meses.

Por su parte, el referencial Brent subía US$1,29, o un 2,50%, a US$52,97 por barril, tras haber trepado antes a US$53,14.

Los inventarios de crudo suelen subir en esta época del año ya que las refinerías se someten a labores de mantenimiento, generando menos gasolina y otros derivados. La utilización de las refinerías ha disminuido desde el comienzo de septiembre, alcanzando el 88% de su capacidad la semana pasada.

El reporte de la EIA se refirió también a un descenso de las importaciones de petróleo como un factor para el declive de los inventarios. La importación de petróleo  disminuyó la semana pasada 912.000 barriles por día (bpd), a 6,47 millones de bpd, su nivel más bajo desde noviembre de 2015.

También respaldó al petróleo el declive de la producción en China y el optimismo en torno a la posibilidad de que la Opep garantice su planeado recorte de los niveles de bombeo en su reunión del próximo mes.

Los precios del petróleo han subido más de un 15% las últimas tres semanas luego de que la Opep anunció planes para cortar unos 700.000 bpd de su producción.