Los primeros guantes fueron fabricados por Goodyear

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Los gorros y las batas estériles se utilizaron por primera vez en Alemania. Esto fue gracias a los principios de la asepsia quirúrgica creados en 1879 por el cirujano inglés Joseph Lister, un nombre que después tomó Johnson & Johnson para llamar a su producto Listerine. En 1883, el cirujano alemán Gustav Neuber recomendó el uso de delantales, gorros y botas, pues hasta el momento algunos quirófanos usaban trajes de lana portadores de bacterias y causantes de infecciones.

En 1889, el cirujano de John Hopkins William Halsted se dio cuenta que su enfermera, Carolina Hampton, padecía una dermatitis por lavarse las manos constantemente para entrar al quirófano. Por ello, se le ocurrió la idea de diseñar para ella unos guantes. Por eso se contactó con Goodyear Rubber Company y le envió un molde de las manos de la enfermera. La compañía produjo unos guantes de goma con los que pudo desempeñar su trabajo. Esta historia, además, acabó con un final feliz, pues un año después Halsted y Hampton se casaron.

En los primeros retratos que se tienen del personal quirúrgico se ve a los cirujanos con batas, gorros, guantes y máscaras por debajo de la nariz y a las enfermeras con una bata y un gorro, pero no una máscara. Entonces, ¿cómo surgió el uso de los tapabocas para evitar el contagio de enfermedades? Esto fue en 1897, gracias al cirujano rumano Mikulickz, quien defendió el uso de mascarillas de gasa para evitar el contagio de enfermedades cuando demuestra la teoría de la infección por gotas. Sin embargo, estas máscaras no fueron obligatorias hasta 1926, cuando en heridas infectadas se encuentran los mismos microorganismos que había en las narices y gargantas de cirujanos y enfermeras.