Después de seis años Corea del Sur perdió el primera lugar en la tabla. El único país latinoamericano en el listado es Chile

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En la octava entrega del ‘Índice de Innovación Bloomberg 2020’, Alemania y Corea del Sur se quedaron con los dos primeros lugares del ranking. Esto quiere decir que ambas naciones son las que más capacidad tienen para innovar, debido a que incluyen importantes gastos de investigación y desarrollo, capacidad de fabricación y concentración de empresas públicas de alta tecnología en sus programas de desarrollo.

Luego de conocerse los resultados del ranking, Bloomberg destacó que Alemania rompió la racha ganadora de seis años de Corea del Sur, al coronarse como el rey de la innovación, mientras que Estados Unidos cayó un nivel al puesto nueve de la tabla (Ver gráfico).

De acuerdo con Bloomberg, Alemania logró quitarle el puesto a Corea del Sur en esta ocasión gracias a que “obtuvo tres clasificaciones entre los cinco primeros en fabricación de valor agregado, densidad de alta tecnología y actividad de patentes, mientras que Corea del Sur tuvo una caída relativa de la productividad, cayendo del puesto número 29 del ranking al número 18 respecto al año pasado en esa categoría”.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos OcampoCoord. de Economía en Universidad Privada del Norte

    “La innovación contribuye a cerrar brechas sociales siempre y cuando se apoye en educación, ya que permite generar productos con un valor agregado”.

  • Felipe CastroDir. del Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Los Andes

    “La innovación también es fundamental para la sostenibilidad, ya que esta requiere que mantengamos nuestros niveles de productividad haciendo lo mismo pero de una manera diferente”.

Cerrando el top cinco del índice se encuentran, Singapur, Suiza y Suecia. De estos tres países el que más llamó la atención fue Singapur, ya que volvió a recuperar el tercer puesto luego de dos años, gracias a los resultados que obtuvo en materia de productividad, las ganancias de fabricación de valor agregado y la eficiencia de la educación terciaria, según Bloomberg.

“Los resultados de este índice permite concluir que la innovación es un motor fundamenta para el crecimiento económico. A través de las apuestas por la innovación es que las grandes potencias han podido consolidar su crecimiento”, explicó Felipe Castro, director del Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Universidad de los Andes.

La innovación en América Latina
Al analizar el ranking que tiene en cuenta a 60 economías salta a la vista la ausencia de los países de América Latina, ya que el único país presente de la región es Chile. Esta nación se destacó en la medición debido a que “subió siete lugares que le permitieron ubicarse en el puesto 51, sin perder terreno en ninguna categoría y haciendo avances particulares en la eficiencia terciaria”, explicó Bloomberg en su comunicación.

A pesar del protagonismo de Chile, Castro destacó que “en Latinoamérica en general estamos muy quedados en temas de innovación, ya que aún falta apostarle mucho más a la investigación para potenciar las nuevas ideas. Esto se debe, por ejemplo, a que aún la cifra de doctorados por habitante es muy baja y aún hay presupuestos muy bajar para investigar”.

A pesar de la situación anterior, Castro rescató que en países como Colombia se viene avanzando en esta materia. Con la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación el gobierno de Iván Duque demostró que hay un interés en esta materia, lo que se suma a iniciativas como la movilidad eléctrica en Bogotá. “Las apuestas por la sostenibilidad van de la mano con la innovación”.

El mal momento de las dos potencias económicas en el Índice de Bloomberg
Las principales economías del mundo no obtuvieron buenos resultados en esta entrega del ranking. Según Bloomberg, Estados Unidos, que era el número uno cuando el índice Bloomberg debutó en 2013, cayó un lugar al número nueve desde la clasificación del año pasado, mientras que Japón bajó a la casilla número 12, tres puntos por debajo del lugar ocupado en el índice del año pasado. A esto se le suma que a pesar de que China subió un puesto, ubicándose en el 15, aún debe apostarle a mejorar su capacidad de innovación para entrar al top 10.