jueves, 27 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

El ministro de Finanzas alemán aseguró que la situación económica de su país es mejor de lo que el Gobierno creía pues, entre otros factores, “los negocios con Estados Unidos y Asia son más fuertes”.

La economía de Alemania se expandirá a un ritmo decente el próximo año, apuntalada por sus exportaciones a países fuera de la zona euro, afirmó el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble.

En diálogo con el periódico Bild, el funcionario agregó que no tenía planes para lanzar un paquete de austeridad tras las elecciones parlamentarias de setiembre del 2013, negando un informe publicado el fin de semana.

“La situación es mejor de lo que creíamos porque, entre otras cosas, los negocios con Estados Unidos y Asia son más fuertes. Por lo tanto, la economía alemana crecerá decentemente en el 2013”, dijo Schaeuble, según un extracto preliminar de la edición del viernes del periódico.

Sin embargo, la crisis de endeudamiento de la zona euro está afectando en cierto grado a la economía más grande de Europa pese a que lo peor ya pasó, dijo el ministro.

El superávit comercial de Alemania llegó a su punto más bajo desde marzo, según cifras de octubre, las más recientes, con un débil crecimiento de las exportaciones debido al debilitamiento de la demanda en Europa.

Muchos economistas estiman que el Gobierno recortará su pronóstico del crecimiento para el próximo año, ahora en un 1%, en parte por un fin de año con poca actividad, aunque pocos esperan una recesión, que se caracteriza por dos trimestres seguidos de contracción.

Schaeuble dijo que el Gobierno quería presentar un plan para un presupuesto balanceado antes de las elecciones, pero negó “totalmente” un reporte del periódico Der Spiegel que dijo que una nueva coalición liderada por la canciller conservadora Angela Merkel buscaría imponer medidas de austeridad luego de los comicios.

Lo peor ya ha pasado

El ministro sostuvo en la entrevista con Bild que lo peor de la crisis de deuda de la zona euro ya pasó y que gobiernos de países fuertemente endeudados como Grecia han reconocido que la crisis que comenzó en Atenas hace tres años sólo podrá ser superada implementando duras reformas.

“Creo que lo peor ha pasado”, dijo Schaeuble. “El Gobierno de Atenas sabe que no puede sobrecargar financieramente a otros países de la zona euro. Por lo tanto están avanzando con las reformas”, agregó.

El ministro dijo también que era optimista sobre Francia, la segunda economía de Europa, y sus esfuerzos para frenar la expansión de su deuda.

“Estoy seguro de que Francia cumplirá con sus obligaciones. El Gobierno definitivamente sabe que cada país tiene que hacer reformas permanentemente para continuar siendo competitivo”, agregó.