.
FINANZAS Un peso muy pesado
lunes, 20 de febrero de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Felipe Campos Salazar

Lo primero es entender que las reglas del dólar de los últimos tres años continuarán siendo las de los próximos tres.  Esto quiere decir que mientras el petróleo se mantenga sostenido entre los US$50-55, Colombia estará cerca de la barrera de los $2.800, piso de la moneda todo el año pasado. Si ustedes piensan, como nosotros, que US$60 es un techo difícil de romper, entonces hay que comprar dólares pronto; si concuerdan que serán varios años más de esta dinámica, entonces aún el dólar no ha cambiado de tendencia.

Sin embargo, la revaluación sí es el presente. 

Durante prácticamente todo 2017, el petróleo será defendido por Arabia Saudita. Si tuviéramos que elegir una fecha y un evento que defenderá el peso colombiano gran parte de este año, sería la privatización de 5% de Saudi Aramco para el primer trimestre de 2018. Toda la estrategia de defensa árabe del petróleo tiene como fin privatizar el “Ecopetrol” Saudí y así iniciar la diversificación de sus ingresos. Si bien esto debería dar relativa tranquilidad a Colombia en 2017, para 2018 el petróleo se quedaría sin padre adoptivo, en un año en que esperamos que las calificadoras también sean menos paternales con nuestro endeudamiento.

Así que nuestra tesis de inversión en dólar para 2017-2018 se fundamenta en comprar dólar cerca a $ 2.850, esperando que trimestre a trimestre las noticias vayan levantando la divisa. 

Si bien en el primer semestre aún tendremos noticias alcistas en petróleo, como el cumplimiento gradual de los acuerdos de recorte en producción, su posible extensión y la tradicional reducción de inventarios de petróleo entre febrero y mayo de cada año, poco a poco esperamos que se entienda que 2017 debería ser un año de apetito natural por dólar. La Fed va subir tasas varias veces, el euro va a estar sepultado por los riesgos políticos y los yuanes siguen saliendo de la economía China. 

Mientras tanto, el nuevo presidente de EE.UU. dice que no le gusta el dólar fuerte, pero la mayoría de sus medidas apuntan a estimular crecimiento, inflación y crear escasez de dólares en la economía mundial.

A todo esto se le suma un petróleo costoso, que a US$55 es igual al viejo US$85. En Colombia, son los mismos $165.000 por barril de hace unos años cuando la tasa de cambio estaba en $2.000. Eso es suficientemente alto para estimular los desacuerdos en producción, ahogar el poco crecimiento mundial y afectar la demanda de barriles. 

En resumen, la historia del dólar continúa y desde un punto de vista de la salud del país mejor que así sea. Con un dólar fuerte, nuestro déficit comercial se reduce, las exportaciones se estabilizan  y capoteamos mejor la crisis en el consumo. Colombia acaba de pagar un precio muy alto en materia de inflación, tasas BanRep y desaceleración económica para poder disfrutar de un dólar cerca a los $3.000. Ojalá los fondos extranjeros interesados en TES nos dejen aprovecharlo. 

MÁS DE FINANZAS

Bolsas 05/08/2021 Con la llegada de LatAm Logistic Properties, la Bolsa de Valores vuelve a 66 emisores

El mercado local cuenta con 79 especies entre ordinarias y preferenciales, además de una capitalización bursátil de $346 billones

Bolsas 03/08/2021 Davivienda Corredores renueva página web y mejora app para inversiones móviles

Las más de 4.000 compañías que se encuentran vinculadas tendrán un esquema gráfico en tiempo real que busca facilitar operaciones

Bancos 03/08/2021 El impacto social y la gobernanza inciden en las calificaciones de entidades financieras

Los factores medio ambientales del sector bancario ya son evaluados por las agencias de riesgo a la hora de dar una calificación

MÁS FINANZAS