Bancolombia, Davivienda y Scotiabank destacaron el compromiso e historial de sus clientes con el sector y pidieron seguir esa tendencia

Juan Sebastian Amaya

Durante el Foro LR 'El sector bancario y su compromiso con los empresarios', los líderes de tres de los bancos más grandes del país: Bancolombia (Juan Carlos Mora), Davivienda (Efraín Forero) y Scotiabank Colpatria (Jaime Alberto Upegui), concluyeron que el reto más importante es que los colombianos continúen con la cultura del pago y cumplimiento de sus créditos, pues la colocación de nuevos préstamos se realiza con recursos propios de la banca comercial y con garantías del Estado.

En principio, los banqueros concuerdan en que, tradicionalmente, los usuarios del sistema financiero (personas naturales y empresas) han tenido un importante cumplimiento en sus obligaciones y esperan que, a pesar de las dificultades que genera la coyuntura, los clientes contribuyan y continúen con esta tendencia.

"Una de las grandes preocupaciones que tenemos es te tema, pero los colombianos son muy buena paga", aseguró el presidente de Scotiabank Colpatria, Jaime Alberto Upegui.

En ese sentido, el dirigente detalló que en los alivios que ha concebido el banco, lo que hizo la entidad fue invitar a los clientes que los necesitaban a que solicitaran esos beneficios, pero, "si no los tiene, a que contribuya a la solución de los problemas pagándolos.

Además, detalló que Scotiabank Colpatria recibió más de un millón de pagos (67% del total de marzo), lo que demuestra "la cultura de pago" y, por eso, les agradeció a sus clientes.

"Es muy importante que todos los colombianos entiendan que se les están ofreciendo créditos nuevos y que esos se tienen que pagar; por eso la tarea de la banca de hacer los estudios", agregó.

A su vez, el presidente de Davivienda, Efraín Forero, explicó que los usuarios deben diferenciar los subsidos estatales, con las opciones de acceso a nuevos créditos con garantías del Gobierno de hasta 90%, a través del Fondo Nacional de Garantías (FNG), o con mayores beneficios financieros.

"Esos créditos los debemos entregar para que se paguen, si cree que por eso no puede pagar, vamos a tener una situación de deterioro de cartera y eso sería afectar esa correcta cultura de pago. No debemos incentivar créditos que no se van a pagar, eso ya serían subsidios y debemos separar las dos líneas", mencionó.

"El Estado entrega esa garantía para que los bancos, con recursos propios, entreguen créditos y ya tenemos más de $6 billones registrados en el FNG", dijo Forero.

Acto seguido, el presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora, declaró que la banca continúa con su compromiso de solventar facilidades de acceso a créditos, pero sin descuidar el riesgo y estabilidad del sistema, pues la banca comercial debe continuar realizando los estudios de análisis para la colocación de préstamos con garantías y con recursos propios de los bancos.

"Diseñamos un proceso rápido de aprobación de cupos y tenemos 295.000 para Pyme, no estamos utilizando un procedimiento normal, generamos un proceso rápido para acceso a esta línea con el FNG. Igual, tenemos el deber frente al FNG y frente a nuestro propio funcionamiento de que los créditos se coloquen a empresas que los puedan pagar, deben estar enfocados en compañías que tengan responsabilidad de ser fiables", advirtió.

En ese sentido, Upegui añadió que la tarea con esos créditos es que "se puedan otorgar a aquellas empresas viables durante el periodo a que se obligue a no tener actividad y darle una línea para que mantengan su nómina".

Al respecto, el presidente de Bancoldex, Javier Díaz, recalcó que los recursos destinados por la entidad pública pretenden beneficiar las cargas de Pyme y grandes compañías a través de mejores beneficios de financiación, pero reiteró que son líneas limitadas.

"Son ayudas muy importes, pero son limitadas, están disponibles hasta que se agotan los recursos, pero no hemos parado, antes de que se agoten las nacionales, dispondremos de más de 20 líneas regionales por otros $600.000 millones", dijo Díaz.

Finalmente, los tres presidente de los bancos también mencionaron que la coyuntura por la pandemia generó una oportunidad para aumentar los niveles de bancarización en Colombia y la usabilidad de la banca digital.