El ministro de Energía ruso dice que al país le sería más difícil reducir producción en invierno

Reuters/Andrés Venegas

Tras la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y algunos de sus socios, llevada a cabo este jueves en Viena, la agremiación decidió la reducción de bombeo de crudo para 2019. Sin embargo, aún no se conoce una cifra oficial pues se estaría a la espera de una propuesta de Rusia, principal socio externo de la organización, situación que ha ayudado a que caigan los precios.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, dijo antes de empezar la reunión que el grupo estaría satisfecho con una disminución de apenas 1 millón de barriles de petróleo por día (bdp), mientras el mercado está expectante por una disminución hasta de 1,5 bdp. El funcionario dijo además que la organización podría no llegar a un acuerdo si no hay un compromiso con Rusia.

Así entonces la entidad está a la espera de novedades por parte del ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, quien regresó de Viena antes para posibles conversar con el presidente Vladimir Putin. El representante estaría de vuelta el viernes para la reunión de la Opep con sus aliados, liderados por Rusia.

Mientras el cartel busca un incremento de precios en el barril de curdo, que ha perdido la tercera parte de su valor desde octubre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha instado al gremio a que no hagan recortes y se mantenga el petróleo barato.

Rusia con dificultades para reducir oferta

De acuerdo con declaraciones recogidas por la agencia de prensa Interfax, el ministro de Energía ruso dice que al país le será más complicado que a otros productores bajar su producción de crudo en invierno debido a las heladas  en los yacimientos.

"Lo hemos dicho antes (...), para nosotros es mucho más difícil recortar que para otros países, debido a nuestras condiciones climáticas", aseveró Novak, según lo citó Interfax. "Es una característica específica de nuestro sector petrolero".