Más de 25% de los ciudadanos no utiliza ningún medio de pago digital

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Si bien la penetración de tarjetas bancarias y la utilización de aplicaciones financieras ha aumentado en Colombia, el uso del efectivo en el país sigue siendo de los más altos en América Latina. Así lo dio a conocer la compañía Minsait por medio de su informe Tendencias en Medios de Pago 2018, en el que se halló que 93,6% de la población bancarizada internauta utiliza dinero en efectivo en sus gastos mensuales.

De hecho, el uso del efectivo está tan arraigado en el país, que 25,7% de los colombianos no utiliza ningún medio de pago electrónico para cubrir sus gastos mensuales.

“En el país persiste un enorme reto para generar los incentivos necesarios para reducir el uso del efectivo y promocionar de forma más eficiente los medios de pago digitales. De igual modo, en la medida en que la informalidad de la economía sea alta, es difícil avanzar en dicha adopción”, señaló Carlos Bernal, director de servicios financieros de Indra | Minsait en Colombia.

Al respecto, el analista financiero Jorge Saza resaltó que el uso del efectivo es una cuestión cultural en el país, ya que en Colombia está disponible la tecnología para hacer transferencias por otros canales.

“Tanto en Colombia como en América Latina existe una preferencia por el efectivo y por tener el dinero en el bolsillo. Incluso hay muchos establecimientos en los que únicamente reciben efectivo o en los que le cobran al cliente un porcentaje extra si quiere pagar por medio de otros canales”, dijo.

En el estudio también se encontró que 44% de los colombianos que compra por internet prefiere hacer el pago en efectivo. Este escenario contrasta con el resto de países de la región, donde el dinero físico va perdiendo presencia en los pagos online.

LOS CONTRASTES

  • Carlos BernalDirector Servicios Financieros MinsaiT Colombia

    “En la medida en que la informalidad de la economía sea alta, es difícil avanzar en la reducción del uso del efectivo”.

Es probable que los colombianos se decanten por este canal porque la percepción de que el internet es poco o nada seguro para compras online se encuentra en niveles de 33,2%

Debido a la preferencia por el efectivo, Colombia tiene la menor media de tarjetas de la población internauta bancarizada en Latinoamérica con 2,8 por persona. En cambio, en Chile y en Argentina, que tienen las medias más altas, es de 3,5.

Si se mira por tipo de tarjeta, la de mayor penetración en el mercado local es la de débito, que tiene una acogida de 90,4% entre la población. De hecho, por cada tarjeta de crédito, hay 2,4 tarjetas débito.

Respecto al consumo promedio de pago realizado con esta clase de plástico, se encontró que en Colombia este está por encima de US$43, mientras que el promedio en Latinoamérica fue de US$28 en 2017.

La segunda tarjeta con mayor acogida es la tarjeta de crédito, con 57,3%, que es una penetración baja si se compara con otros países. Cabe mencionar que el consumo promedio a través de estos productos en Colombia es más alto que el promedio regional, ya que en el país el importe es US$88, mientras que en América está en US$62.

Respecto a los incentivos que impulsarían el pago con tarjeta de crédito, el informe detalla que los no usuarios y no poseedores de estos plásticos se motivarían a adquirirlas si les ofrecen tasas de interés preferenciales y descuentos directos con establecimientos.

En cuanto a la penetración de las demás tarjetas disponibles en el mercado colombiano, la de las tarjetas prepago es 32,6%, mientras que la de tarjetas de cajero es de 20,5%.

Respecto a las apps, 62,2% de los colombianos dicen conocer las de pago en comercios, mientras que 56,5% saben cuáles son las de pago entre particulares. Sin embargo, solo 44% utiliza las primeras y 36,8% hace uso de las segundas.

El estudio pudo establecer que las barreras para acceder al uso de estas plataformas son la falta de confianza (36,6%) y la preferencia por el pago en efectivo (35,2%). Vale la pena mencionar, sin embargo, que siete de cada 10 colombianos manifestaron su disposición a utilizar estas apps durante este año.