En la cuarentena, se han dejado de utilizar los carros, por lo que el sector asegurador podría dar descuentos en las pólizas relacionadas

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

Por medio de uno de los decretos del Estado de Emergencia, el Gobierno determinó que las ARL deben entregar insumos de protección para el personal del sector salud. Néstor Hernández, presidente de Equidad Seguros, habló de cuánto ha destinado esta aseguradora a este fin.

¿Cuánto han destinado desde el ramo de ARL para los equipos de protección del personal de la salud?
Con el Decreto 488 de 2020, las ARL fuimos requeridas para utilizar 7% de los ingresos que recibimos de los aportes mensuales para la compra de ese equipo. A nosotros nos obliga a proveer más o menos $470 millones mensuales de los $20.000 millones que tiene que aportar el sector. Con estos recursos, les compramos equipos de protección a nuestros afiliados del sector salud, cerca de 13.000 trabajadores. Desde que se expidió el Decreto 488 de 2020, hemos desembolsado alrededor de $900 millones.

LOS CONTRASTES

  • Wilson TrianaExperto en banca y seguros

    “El golpe económico en los hogares impactará la adquisición y la renovación de seguros. Ante la pérdida de ingresos, dan prioridad a otras necesidades”.

Ya hemos comenzado a ver que las facturaciones mensuales de las ARL están sufriendo unos deterioros, al parecer porque muchas empresas han desistido de algunos puestos de trabajo. En la medida en que esas facturaciones comiencen a bajar, va a disminuir la base sobre la cual se calcula ese 7%.

Se han presentado quejas por estos insumos. ¿A qué se deben las demoras?
De un par de meses hacia atrás, teníamos prohibido por ley entregar elementos de protección personal a las empresas afiliadas. Con el Decreto se abre esta posibilidad de un día para otro y estamos sufriendo un poco, porque no teníamos una red de proveedores ni canales de distribución, así que los hemos tenido que ir consiguiendo en el camino. Entre las dificultades que hemos encontrado están la volatilidad de los precios de los insumos y las limitaciones en los inventarios de los proveedores.

¿Su póliza de arrendamiento cubre los incumplimientos derivados de la pandemia?
No alcanzamos a tener 2% de este mercado, pero sí estamos revisando caso por caso. La verdad han llegado muy pocas reclamaciones. De las 3.245 pólizas de arrendamiento de vivienda emitidas, hemos recibido 18 siniestros desde que se decretó la cuarentena, pero en ninguno de estos el incumplimiento está relacionado con covid-19. De las 350 pólizas de arrendamiento comercial emitidas, hemos recibido dos avisos de incumplimiento y otros nueve que sí están relacionados con covid-19. Así que el tema del virus ha sido realmente de más impacto para nosotros en el arrendamiento comercial.

Por el confinamiento, el uso de los vehículos ha disminuido. ¿Sería posible ampliar la vigencia de las pólizas de Soat o devolver el dinero recaudado?
El Gobierno tiene una medida muy eficiente de corregir los impactos de siniestralidad del ramo del Soat. En diciembre de cada año, evalúan el comportamiento de los siniestros y de esa forma aplican el incremento anual de la tarifa. La fórmula funciona hacia arriba, pero también hacia abajo. Lo que puede pasar es que en diciembre de este año, el Gobierno apoye una disminución de la prima para el próximo año. También podría extender la vigencia o hacer una devolución de primas, pero estos dos escenarios son más complejos, porque 47% de la tarifa del Soat va dirigido al fortalecimiento de la salud.

¿Y en el caso de la póliza todo riesgo vehículo?
Las personas suelen relacionar este seguro con los daños que se puedan producir por colisión, robo o responsabilidad civil. Como los carros están guardados, las personas apelan a que tiene que haber un resarcimiento del costo de la prima. En gran parte tienen razón, pero hay que indicar que hay riesgos activos aunque el carro esté en el parqueadero, como el de terremoto o temblor y el de inundación. Lo justo, y hacia allá estamos dirigiendo la conversación con la Superfinanciera, es mirar alternativas para los clientes, que podrían ser descuentos o alivios.

¿Qué consecuencias cree que puede tener la pandemia en el sector asegurador?
Hay preocupación, porque se puede presentar una caída sustancial en primas. En los cierres financieros de abril ya pudimos evidenciar que la colocación de seguros ha tenido un deterioro. En nuestro caso, en seguros generales, en el acumulado a abril tuvimos un decrecimiento de 23%.