Según un estudio de la profesora Flor Salazar, los fondos privados han dado rentabilidades casi nulas a sus afiliados desde el inicio de sus operaciones

Juan Sebastian Amaya

Un estudio evaluó qué tan significativos han sido los rendimientos reales para los afiliados a las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) desde 1995, teniendo en cuenta todos los costos que debe asumir y el ajuste por inflación, y determinó que las rentabilidades son casi nulas e, incluso, negativas.

En entrevista con LR, la investigadora y realizadora de la investigación, Flor Esther Salazar, explicó los resultados.

¿Cómo se realizó el estudio?
El estudio fue motivado porque las cifras de la Superintendencia Financiera se realizaban de forma nominal y no real, y porque el gremio siempre se aludía buenas rentabilidades de entre 8% y 11%, cuando esto no era así porque las cifras eran de tipo nominal. Lo que se quiso hacer fue evaluar la metodología que el regulador usaba para determinar las rentabilidades reales teniendo en cuenta la inflación y costos adicionales.

¿Es decir que no hay esas ganancias bajo ese ahorro?
El afiliado acumula sus recursos para pensión que se incrementan con los rendimientos que van generando y se les asimila como una inversión para la vejez, pero, realmente si se tiene en cuenta que es una inversión en la que el afiliado asume todos los riesgos, la evaluación que haga a las rentabilidades incluye también los costos que ha tenido que asumir.

¿Cuáles son esos costos?
Hablamos de los costos explícitos porque son los que conocemos, porque también hay unos ‘costos sombra’ o costos admisibles, que tienen que ver con los que se asumen en los procesos de inversión, como trades y mercados, y no sabemos de qué dimensiones son. Entonces, los explícitos tienen que ver con los costos de administración y seguros, que en promedio son de 3%; un 1,5% para la destinación del Fondo de Garantías, y las comisiones de cesantes.

Denos un ejemplo...
Si usted puso $100, pero tuvo que asumir 3% sobre esos $100 porque no le van a entrar a capitalizar en su cuenta, eso tiene que contemplarlo el afiliado, a quien le interesa sus rendimientos sobre sus $100.

LOS CONTRASTES

  • Santiago MontenegroPresidente de Asofondos

    “Si algo ha caracterizado a los fondos es la transparencia de sus cifras; se puede ver su rentabilidad en distintos periodos, por cierto, muy positiva, de 8% real”.

Pero la Superfinanciera cambió su modelo de medición...
En 2019, el regulador cambió la metodología de medición de la rentabilidad y ahora también entrega cifras en términos reales, que dan un promedio de 3%, cifra que si se ajusta con los costos adicionales, nos da la razón, y es que los fondos lo que realmente han generado son rendimientos negativos o cercanos a cero.

¿Qué tan altos esos esos costos a nivel regional?
En Colombia, uno puede decir que son altos porque, además se aplican sobre la base de cotización, pero si se tienen en cuenta sobre el valor que entra en la cuenta, es decir 16%, termina siendo alrededor de 18% sobre el valor que realmente cotiza, que son costos altos.

Una recomendación para los colombianos sobre este tema...
Hace falta un empoderamiento de los afiliados a los fondos de pensiones. En teoría, los afiliados tienen participación en las asambleas de los fondos, pero no tienen representación; y la doble asesoría es importante.