Además, la industria de servicios financieros tecnológicos nacional se posicionó como la décimo cuarta más robusta en el mundo

Juan Sebastian Amaya

La industria fintech, encargada de proveer servicios y productos financieros a través de la tecnología e innovación, ha venido creciendo año tras año debido a la expansión de la digitalización.

Por ejemplo, según Appsflyer, líder global en atribución móvil y data analytics de aplicaciones, en 2019, el uso y creación de compañías de este sector aumentó 128% en Latinoamérica, región que tiene el mayor potencial de expansión de esta industria a nivel global.

Marlon Luft, marketing manager para Latinoamérica de Appsflyer, expuso que el más reciente informe de la multinacional reveló que Colombia es el tercer país de la región con mayor crecimiento en el mercado fintech, después de Brasil y México, y la nación número 14 en todo el mundo, razones de peso para pensar en abrir una sucursal de desarrollo de aplicaciones en el país durante los próximos años.

Además de las fintech y compañías financieras en Colombia, Appsflyer también trabaja en el desarrollo digital de empresas como Rappi.

“Hoy tenemos tres oficinas en Latinoamérica (Brasil, Argentina y México) y una estructura de soporte para Colombia en estas, pero la idea es que, a futuro y con el desarrollo del mercado nacional, tengamos una oficina en Colombia para apoyar a la industria. Nosotros trabajamos muy fuerte en el ecosistema en la región”, dijo.

Prueba de ello es que a Colombia Fintech, asociación que promueve y lidera el conocimiento en la industria, en los últimos tres meses y en medio de la crisis económica generada por la pandemia, ingresaron 28 nuevos miembros del sector, con los que el grupo completa cerca de 200 fintechs.

Estas 28 empresas financieras tecnológicas son, principalmente, de los subsectores de créditos y pagos digitales, pero se resalta la presencia de ocho de los nueve segmentos del ecosistema.

Específicamente, 12 fintechs trabajan en el desarrollo de créditos y financiación digital; seis, en el mundo de los pagos digitales; tres desarrollan software para el sector financiero, y las siete restantes se dividen en neobancos, finanzas personales y empresariales, y blockchain, entre otros servicios de la industria.

En ese sentido, el ejecutivo de Appsflyer argumentó que la pandemia es un potencial acelerador del desarrollo de fintechs porque, debido a los confinamientos ordenados por los Gobiernos, se incrementó la necesidad de utilizar medios no presenciales que, en mayor medida, son dirigidos a través de canales digitales.

Otro argumento que el análisis de la multinacional reveló es que, en el mundo, el promedio de descargas de una aplicación relacionada con un servicio financiero es de cinco apps por cada 100, mientras que en América Latina aumenta a 8,5.

Luft destacó que en Colombia, y en general en toda la región, las fintechs que proveen servicios de inversión son las que los consumidores financieros demandan más, con 36% de preferencia. Continúan las soluciones que entregan servicios de banca digital, con 26%, y los servicios financieros generales, con 21%. Les siguen la adaptación de tecnologías e innovación en los servicios de los bancos tradicionales, con 14%, y las fintechs que entregan créditos, con 3%.

En cuanto a la adaptabilidad de la banca tradicional a este nuevo mercado, Luft puntualizó que, a través de la implementación de sus productos y servicios cotidianos, como cuentas de ahorro, cuentas de depósito, transferencias, retiros, financiación, tarjetas de crédito y consultas, entre otros; los bancos han ganado mayor espacio y fidelización por parte de sus clientes, pues entregan un valor agregado que se integra con la tecnología.

“Para nosotros, el segmento de fintech es la vertical que más crece. Las compañías financieras están volcando su atención hacia las aplicaciones y se da mucho porque es una tendencia y es más cómodo para los usuarios, porque pueden comenzar a trabajar todos sus movimientos financieros a través de una app. Creo que los colombianos, hoy más que nunca, se están habituando a trabajar todas sus transacciones financieras por una app. Eso lo vemos muy fuerte en toda Latinoamérica y por eso la región es uno de los mercados más promisorios para aplicaciones de finanzas en todo el mundo”, concluyó Marlon Luft.

Para destacar la adhesión de tecnología en la banca tradicional, en el país existen tres grandes fintech corporativas. Estas son DaviPlata, de Davivienda; Nequi, de Bancolombia, y FIS Global, que suministra tecnología al sector bancario, de pagos, mercado de capitales y comercios.

Al respecto, el presidente de Colombia Fintech, Erick Rincón, reiteró que la tecnología financiera se convierte, adicionalmente, en una herramienta muy útil para el desarrollo de operaciones y de todo tipo de transacciones en momentos de cuarentena o aislamiento. Por ello, desde el inicio de la coyuntura, el gremio propende por la diversificación de billeteras digitales o monederos electrónicos que permitan dispersar recursos a través de medios electrónicos.

Además, para enfrentar la crisis por la que atraviesa el sector privado, Colombia Fintech aseguró que su industria ofrece soluciones de crédito digital que permiten acceder a financiación a usuarios que no tienen acceso a servicios financieros tradicionales.

“En el caso de las empresas, pueden acceder a los servicios de negociación electrónica de las facturas a través de plataformas que permiten anticipar recursos y darles liquidez a los negocios que hoy en día se ven afectados”, finalizó Rincón.

LOS CONTRASTES

  • EricK RincónPresidente de Colombia Fintecj

    “La tecnología financiera se convierte en una herramienta muy útil para el desarrollo de operaciones y de todo tipo de transacciones en estos momentos”.

  • Marlon LuftMarketing manager para Latinoamérica de Appsflyer

    “Los colombianos, hoy más que nunca, se están habituando a trabajar todas sus transacciones financieras por una app, eso lo vemos muy fuerte en toda Latinoamérica”.

Greensill Capital compró a Omni Latam
Greensill Capital, una firma respaldada por SoftBank Group Corporation como socio y que apoya a las empresas en financiación para sus operaciones, adquirió a la fintech colombiana Omni Latam con el fin de acelerar su crecimiento en América Latina.

La adquisición implica solo el intercambio de acciones y tiene como objetivo ayudar a Greensill, con sede en Londres, a expandirse en la región, incluyendo a Brasil y México. Omni, fundada en 2018 en Bogotá, ha proporcionado unos US$300 millones en capital de trabajo a pequeñas y medianas empresas en Colombia y Chile.