La iniciativa tendrá su última prueba en la plenaria de Cámara de Representantes y, de ser aprobada, se convertirá en Ley de la República

Juan Sebastian Amaya

Por mayoría, fue aprobado en tercer debate en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes el proyecto que modifica el habeas data financiero, más conocido como 'Borrón y cuenta nueva en las Centrales de Riesgo', impulsado por los senadores David Barguil y Luis Fernando Velasco.

Con esta penúltima aprobación, la iniciativa pasa al último debate en la plenaria de la Cámara y, de llegar a ser aprobada nuevamente, se convertirá en Ley de la República.

Este proyecto contempla una amnistía por única vez para los colombianos que se pongan al día en los doce primeros meses de vigencia de la ley y para quienes lo hayan hecho con anterioridad.

Esta proposición extendería la amnistía de seis meses (como estaba inicialmente en la ponencia) a un año y así dar tiempo para que las personas que atraviesan una difícil situación por la coyuntura de la pandemia puedan pagar sus deudas y salir del reporte negativo en las centrales de riesgo.

Otros beneficios de este proyecto de ley:
Si la persona tiene una deuda menor a 15% del salario mínimo (menos de $131.670), deberán notificarle dos veces antes de reportarlo para que tenga tiempo de pagar y así evite que lo incluyan en las llamadas “listas negras”.

El tiempo del reporte negativo en las centrales de riesgo corresponderá al mismo tiempo de la mora o máximo dos años, no como ocurre hoy en día que es el doble del tiempo de la mora y máximo cuatro años.

La calificación crediticia de un ciudadano deberá normalizarse de inmediato cuando se elimine el reporte negativo. Actualmente, si una persona está en mora su calificación disminuye y, aunque pague, esta calificación no sube.

La consulta de información crediticia será gratuita para el titular siempre y en todos los canales, y no disminuirá la calificación.

Se protege a las víctimas de suplantación personal. A través de un procedimiento especial, estas personas podrán ejercer el derecho al habeas data y mantener su buen nombre.

La información de la historia crediticia en bases de datos no podrá usarse para tomar decisiones laborales ni para otros fines diferentes al análisis de riesgo.

Todas las obligaciones que se contrajeron antes del inicio de la emergencia sanitaria y durante los seis meses siguientes a la finalización de la misma, no podrán ser reportadas negativamente.

Las Mipymes que tengan reportes negativos por valores inferiores al 5% de los activos del 2019 podrán solicitar la suspensión de los mismos durante los seis primeros meses de vigencia de la ley.

Los pequeños productores del sector agropecuario que tengan créditos inferiores a 10 salarios mínimos mensuales podrán solicitar la suspensión de los reportes negativos durante los seis primeros meses de vigencia de la ley.

Para quienes representen al sector turismo y cancelen sus obligaciones dentro de los primeros seis meses de vigencia de la ley serán sacados inmediatamente de las Centrales de Riesgo.

“Millones de colombianos que se quedaron sin trabajo, empresas que se están quebrando, va a traducirse en muchas personas reportadas negativamente. Esta ley se vuelve un mecanismo para generar la reactivación económica que el país requiere. Esta ley rescata a miles de personas del gota a gota y el paga diario y les da una segunda oportunidad a los ciudadanos para que recuperen su vida crediticia”, explicó el senador Barguil.