De 10,1 millones de microempresarios que hay en el país, un poco más de 3 millones acceden a microcréditos con entidades formales

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

Las microfinanzas han sido una herramienta para que cada vez más colombianos tengan acceso al sistema financiero y superen la línea de la pobreza. Sin embargo, María Clara Hoyos, presidente de Asomicrofinanzas, destacó que aún existen retos como incluir a 7 millones de microempresarios.

Hoyos también habló de algunos de los anuncios y lanzamientos que hará la Asociación en su X Congreso, el cual se realizará del 24 al 26 de julio en Cartagena.

¿Cómo cerraron los microcréditos en cartera y otorgamientos en el primer semestre?

A mayo tenemos $15 billones de cartera bruta de microcrédito y esperamos crecer 8% para fin de año. Tenemos 3,1 millones de adultos con microcrédito, de los que 1,76 millones son mujeres, lo que equivale a 56%. Además, hay 1,57 millones de clientes con microseguro y tenemos presencia en 1.102 municipios.

LOS CONTRASTES

  • Freddy CastroDirector de Banca de las Oportunidades

    “Sacar a 2,9 millones de personas de la pobreza será posible si redoblamos esfuerzos para facilitar el acceso al ahorro y al crédito por parte de los más vulnerables”.

¿Cuáles son los retos de las microfinanzas?

En Colombia, según las cifras del Dane a mayo, hay 10,1 millones de microempresarios y negocios por cuenta propia. De estos, atendidos en microcrédito hay 3,1 millones. La gran pregunta es qué pasa con los otros 7 millones. Hay algunos que no tienen interés en el microcrédito, pero hay otros que sí quieren tener acceso, pero están ubicados en zonas remotas.

¿Qué se ha planteado para incluirlos?

Desde las entidades estamos trabajando en una estructura de originación desmaterializada de pagarés. Gran parte de esta población tiene un tema de autoexclusión, es decir, que no van a oficinas, por eso hacemos tanto énfasis en los asesores de microcrédito. Lo que se está haciendo es, a través de las tabletas, originar los pagarés desmaterializados. Ya hicimos todo el diagnóstico y calculo que para final del año tendremos los primeros desmaterializados.

¿Cómo es la distribución en el otorgamiento de los microcréditos?

Las fundaciones, ONG y sociedades anónimas desembolsan en promedio $2,1 millones por operación. Inclusive, desembolsan desde $100.000. En este rango hay 574.549 deudores del gremio. Las cooperativas otorgan $4,5 millones por operación en promedio y el volumen de clientes atendidos es 154.529. El gran segmento es el que atienden los bancos especializados y las compañías de financiamiento con 1,98 millones de clientes y desembolsos de $6,2 millones en promedio. El monto promedio de desembolso por operación en bancos multisegmento ya es mucho más grande, de $20 millones y atienden a 204.214 clientes.

En el Congreso del gremio lanzarán un libro sobre el impacto del microcrédito. ¿Qué nos puede adelantar?

Se encontró que 26,5% de las personas que tuvieron acceso a crédito superaron línea de pobreza en un período de unos tres años. No es una evaluación de impacto ni se puede decir que fue exclusivamente por el microcrédito, pero es como una cadena de crecimiento en la que las personas van teniendo acceso a otros productos financieros como cuentas de ahorro.

¿En qué están trabajando para disminuir la inequidad en el campo?

En el Congreso se presentará una herramienta que el Gobierno de Canadá desarrolló especialmente para Colombia y que va a ser administrada por Finagro. Esta tiene una ficha técnica donde se establece cuál es el rendimiento por hectárea, el flujo de caja del producto, las fechas en las que se debe sembrar y cuándo se debe fumigar y recolectar. Esta le sirve al productor y al financiador porque se puede diseñar el producto financiero a la medida que se necesita. Si es un producto agropecuario de corto rendimiento, se sabe que el crédito puede estructurarse como solo intereses y un único abono a capital al final, a su vencimiento.