Hacienda

Mujeres en la economía


lo que yo pongo

Profesionales como María Mercedes Cuéllar o Cecilia López se han destacado en la política pública

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

El informe del Observatorio de igualdad de género de América Latina y el Caribe destacó que la participación de las mujeres en gabinetes ministeriales es de 50% en Colombia. No obstante, esta inclusión no ha sido suficiente para que el país haya tenido la primera Ministra de Hacienda o la primera Gerente del Banco de la República.

A pesar de ello, esto no ha sido un freno para que las mujeres ocupen cargos de alto rango y den la movida en la política económica local. Son varios los nombres que salen a relucir. Dentro del área macroeconómica resaltan profesionales como Carolina Soto, miembro de la Junta Directiva del Banco de la República desde 2018; Ana Fernanda Maiguashca, también miembro de la junta del Emisor desde 2013; María Mercedes Cuéllar, exviceministra de Hacienda, Cecilia López, exministra de Agricultura y Medio Ambiente y Stella Villegas de Osorio, quien pasó por la presidencia de Asofiduciarias.

Y es que el papel de la mujer economista es de destacar. Para López, quien también fue directora de Planeación Nacional, las economistas colombianas han demostrado sus habilidades en el país, pero “en muchos países de Latinoamérica, e inclusive Centroamérica, ya se ha dado el caso de estos nombramientos en el Ministerio de Hacienda o el Banco Central”. A juzgar por estos nombramientos, según López, aún la tarea “es inmensa y las mujeres debemos tener mucha más voz”.

LOS CONTRASTES

  • Andrea MontenegroDocente de Negocios Internacionales de la Universidad El Bosque

    “Es una cuestión de confianza en las capacidades y habilidades de la mujer, a quienes se les exigen en muchas ocasiones mayores pruebas sobre su conocimiento y destreza, respecto a los hombres”.

Para la codirectora Soto, es evidente la falta de mujeres en la historia del Banco de la República. “Es un problema tanto de oferta como de demanda, es decir tenemos pocas mujeres interesadas en la parte macro, en proporción a los hombres. Este es un campo en el que la mujer necesita volcarse un poco más”.

Para Soto, hay varias áreas de acción en donde “las mujeres han destacado mucho en economía, pero no necesariamente en macroeconomía. Y debemos reconocer que hay pocas mujeres interesadas en el campo macro”.

Cuéllar, por su parte, aclaró que es evidente que “el proceso de incorporación de la mujer a la fuerza laboral en Colombia ha sido acelerado frente a la mayoría de los países del mundo”. Pese a esto, dice que el hecho de que las figuras femeninas aún no hayan ocupado cargos gubernamentales de alto rango ha sido causado por el machismo.