Hacienda

Los primeros 100 días de los alcaldes


Los mandatarios locales pasan al tablero y se analizan tanto los logros como los pendientes de cada gestión

Parte de su apoyo se explica por el respaldo que le ha brindado el ex alcalde Alejandro Char, que cerró con aprobación de 95%

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Barranquilla es una de las ciudades del país que mayor índice de aceptación ha registrado para sus alcaldes desde que en 2008 ingresó Alejandro Char a dirigir la capital del Atlántico; si bien durante el periodo de Elsa Noguera la popularidad bajó, cuando Char tomó el mando nuevamente subió a tal punto de cerrar con una favorabilidad de 95%.

Ahora bien, Jaime Pumarejo no ha empezado nada mal en sus primeros días de mandato, el alcalde, quien también cuenta con el respaldo de Alejandro Char, alcanzó según los resultados de la última encuesta de percepción Gallup un 79% de aceptación favorable y 13% de desaprobación.

Mauricio Jaramillo, analista político aseguró que Pumarejo, “tenía una sombra muy grande que es la de Alejandro Char y creo que él probablemente ha sido el alcalde de Barranquilla con mayor indice de aceptación, entonces a priori, pensaría que es un porcentaje altísimo que habla también de como se está sacando provecho de la crisis en gobiernos locales, sobre todo”.

Agregó además que las políticas y la forma como el Alcalde está haciendo diferentes gestiones en Barranquilla hacen que aumente su nivel de aceptación: “la gestión es bastante personalizada; esta idea, por ejemplo, de recorrer barrios con megáfonos, la entrega puerta a puerta de mercados, entre otras, son actividades que tienen una incidencia importante en los indicadores de popularidad, como ha ocurrido con otros alcaldes y gobernadores, quienes han sido los que han llevado la crisis, en sus regiones”.

En cuanto al panorama general, dijo que había una muy buena percepción de lo que se está haciendo, incluso desde la Gobernación del departamento.

Respecto a 13% de desaprobación que se registró, Jaramillo dijo que era “un porcentaje que incluso los personajes con mayores indices de aceptación tienen; porque son personas detractoras que si bien son minoría, se ven en las encuestas”.