La medida despertó malestar en los ciudadanos y en redes sociales, pues se dio a conocer que la inversión fue de $200 millones

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

El miércoles, Telemedellín informó que empleados de dirección, producción, realización y presentación se aíslan durante 20 días en el hotel Beltfort de la capital de Antioquia con el objetivo brindar tranquilidad al personal y así realizar varios programas sin exponerse al Covid-19.

La medida generó revuelo en las redes sociales, pero, sobre todo, el costo de la misma fue lo que despertó malestar en los ciudadanos, pues se dio a conocer que la inversión fue de $200 millones. Las criticas se centran en que, en tiempos de crisis, los recursos públicos se deben invertir en salud y alimentos para las personas que más lo necesitan.

En el comunicado que emitió Telemedellín, la gerente del canal, Mábel López indicó que “con el aislamiento se quiere evitar el contagio del personal”. Además, se manifestó que “la cuarentena productiva” permitirá que se mantenga la programación y mantener los empleos.

“La propuesta de aislarse durante este periodo de crisis sanitaria conlleva la alegría de periodistas y camarógrafos de poder trabajar sin miedo a salir a la calle con el riesgo de contagiarse y llegar al canal y contagiar a sus compañeros”, dijo López.

Ante el inconformismo de la gente, el alcalde de Medellín, dijo en su cuenta de Twitter que le pidió a la gerente cancelar “lo del hotel” y volver a las instalaciones de Telemedellín.

“Le entiendo su idea de reforzar comunicacionalmente el mensaje de una cuarentena, sin embargo, este es un tiempo de austeridad”, expresó el mandatario distrital.

Frente a esto, López respondió una hora después por la misma red social y asumió toda la responsabilidad. “Escuché la angustia de los empleados y obré pensando en su tranquilidad y la de sus familias, pero me equivoqué”, expresó. Además, le pidió disculpas al alcalde y aseguró que el contrato fue cancelado sin costos para la ciudad.

Cabe resaltar que los medios, al igual que la mayoría de las otras industrias, son afectadas por la crisis del Covid-19. Esto se ha visto reflejado en la disminución de la pauta, pues es el primer gasto que recortan las compañías. Esto sucede, a pesar de que las audiencias digitales llegan sus picos máximos, ya que la gente se quiere mantener informada. El llamado que han hecho distintos gremios es reducir los costos y centrarse en lo digital.