Bogotá es la ciudad con más procesos, al acaparar 443 de las solicitudes

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

La Superintendencia de Sociedades reveló un informe en el que muestra cómo ha sido la gestión de la entidad. En total, en el primer semestre, la entidad recibió 656 solicitudes de insolvencia, de las cuales, solo en Bogotá, recibió 443. La siguiente ciudad con más solicitudes fue Bucaramanga, con 49.

Para el 30 de junio, el inventario de procesos en las intendencias por liquidación en trámite ascendían a 328 y por reorganización en trámite a 383. Esto se traduce en  $4,3 billones en activos  y $3,6 billones en pasivos de las empresas en cuestión.

Además, en el marco de la apertura del XIII Congreso Colombiano de Derecho Concursal, Juan Pablo Liévano, superintendente de Sociedades, dio a conocer la hoja de ruta trazada por la entidad frente al régimen de insolvencia colombiano y las cifras que lo sustentan con corte al 30 de junio de este año.

El superintendente explicó que en la capital colombiana, a 31 de diciembre de 2018, la Supersociedades tramitaba un total de 1.079 procesos, de los cuales 840 eran de reorganización: 409 en trámite y 431 en ejecución;  y de la misma forma, tenían 239 procesos de liquidación. "Lo más preocupante, (es que) existían 256 solicitudes de admisión pendientes por resolver", señaló el funcionario, quien agregó que las intendencias tenían para esa fecha un total de 1.252 procesos.

"Esta situación supuso la adopción de medidas urgentes, en los primeros días de esta administración, para enfrentar los problemas más críticos. Sin embargo, estas medidas urgentes o plan de choque inicial, no han resuelto de fondo los problemas", dijo Liévano.

La Supersociedades, con el fin de enfrentar la problemática, adoptó varias medidas que incluían la reestructuración de la Delegatura de Procedimientos de Insolvencia. Lo anterior, contemplaba el aumento del número de jueces, un grupo dedicado a admisiones y jueces dedicados a procedimientos especiales, intervenciones y otros asuntos de interés público. Aseguró que con estas medidas, pasaron de tener seis jueces, a once jueces.

"Esto requirió modificar el manual de funciones de la Entidad y crear jueces ad-hoc, todo lo cual implicó modificaciones adicionales a los procedimientos tecnológicos, los cuales están aún en proceso de desarrollo e implementación", explicó.