A pesar de que se reportó cumplimiento global, la entidad reportó rezagos en el cumplimiento de lo acordado en siete municipios

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

La Superintendencia de Servicio Públicos publicó el primer informe de seguimiento al Acuerdo de Mejoramiento que suscribió con Enel-Codensa en enero. En ese momento, las quejas de los usuarios de la red de la empresa llevaron a que la entidad firmara un acuerdo de mejoramiento con la compañía, para mejorar el servicio en Bogotá y otros 20 municipios de Cundinamarca.

Tras evaluar el plan de trabajo de trabajo para cumplir con sus compromisos, la superintendente de servicios, Natasha Avendaño, anotó que “según el informe presentado por Enel-Codensa, hemos observado el cumplimiento global de las acciones acordadas para mejorar la prestación del servicio a los usuarios en temas de mantenimiento, inversiones, reducción en las veces y horas de interrupciones del servicio; pero advertimos rezagos en los indicadores de calidad en 7 municipios en los que la empresa tendrá que adelantar las acciones técnicas y acelerar las inversiones necesarias para lograrlos”.

Enel-Codensa, en el indicador de inversión, registró un cumplimiento de 96%, superior a la meta establecida, que era de 90% para este periodo. Individualmente, se observa que nueve de los 31 proyectos de inversión tienen retrasos en el cronograma, frente a lo acordado inicialmente.

Sobre los mantenimientos programados, la empresa también superó la meta del primer trimestre en 17 de los 20 municipios en seguimiento, registrando un cumplimiento de 363%. Sin embargo, hay retrasos en los mantenimientos que debían hacerse en los municipios de Gutiérrez, Medina y Paratebueno.

En el caso de Bogotá, Enel-Codensa realizó inversiones por $32.464 millones y mantenimiento por $1.619 millones para un total de $34.083 millones distribuidos por localidades de la siguiente manera:  Usaquén, Engativá, Chapinero y Puente Aranda; inversiones en la localidad de Mártires; y mantenimiento en Suba, Fontibón, Teusaquillo, Kennedy, Bosa, Santa Fe, San Cristóbal, Usme, Rafael Uribe Uribe, Tunjuelito y Ciudad Bolívar.

En el indicador de duración promedio de las interrupciones (Saidi), que representa el tiempo total de interrupciones que experimenta un usuario promedio, la Superservicios anotó que la empresa redujo las horas de interrupción en 21%, pasando de un promedio de 15,9 horas sin servicio a 12,6.

En cambio, en el seguimiento al indicador Saifi, que indica el número total de interrupciones experimentadas por un usuario, se pasó de 15,8 interrupciones en promedio en el primer trimestre de 2018 a 11 en el mismo periodo del año pasado.

Adicionalmente, en el componente de dar aviso oportuno a los usuarios sobre los cortes programados, Enel-Codensa registró un cumplimiento de 97,9%, por debajo del 100% esperado.