.
TECNOLOGÍA

Startup: ¿Cuándo es el mejor momento para cambiar de dueño o vender sus acciones?

lunes, 1 de julio de 2019

Una de las peores situaciones para que un emprendedor piense en vender es cuando la startup pasa por un mal momento económico

Gestión - Lima

Según la Asociación Peruana de Capital Semilla y Emprendedor (Pecap) , el ecosistema emprendedor del país durante los últimos siete años ha experimentado ocho adquisiciones o “exits” de startups peruanas. “A donde vivir”, “Pickapp” y “Cinepapaya”, son algunos de los emprendimientos nacionales que han sido comprados por grandes empresas extranjeras.

Por lo general, este tipo de transacciones se dan debido a dos razones puntuales como la falta de financiamiento y de entusiasmo. Manuel Olguin, fundador y exdirector de Cinepapaya , recalca que sea cual sea el motivo de la venta, siempre se debe priorizar lo mejor para la empresa. Muchas veces cuando la startup pasa por un mal momento económico es necesario buscar a una compañía con un mercado más grande y que ayude a estabilizar el negocio.

Sin embargo, un riesgo de ello es que las corporaciones que adquieren dichos emprendimientos, una vez a la cabeza, suelen limitar los movimientos de los fundadores. Se aplican una serie de restricciones para que no confluya con los intereses de los nuevos dueños. En el caso de la adquisición de Fandango a Cinepapaya ocurrió esto.

¿Los startups deben tener un plan estratégico de venta?

Debbie Jaffe , directora ejecutiva de Endeavor Perú, considera que no es necesario que las startup tengan elaborado un plan de “exit”, pero sí recomienda que se planteen metas respecto a lo que se quiere a alcanzar y ejecutar acciones en función a ello.

Normalmente los startups no están buscando vender, simplemente se encuentran siguiendo su plan de crecimiento y son los compradores los que se acercan a ofertar. “Uno hace una estrategia para buscar un comprador solo cuando hay una necesidad inmediata”, dice Ragi Burhum, fundador de Amigo Cloud.

Esta situación es una de las peores para que un emprendedor pueda vender, ya que no estará en una posición en donde pueda negociar. Sin embargo, a veces pasa y no queda otra opción.

La directiva de Endeavor Perú señala que ha visto varios casos de startups en donde se les presentó la oportunidad de ser comprados y al final deciden no hacerlo. Los emprendedores deben ser analíticos cuando les llega ese momento y evaluar si es conveniente la venta del negocio o si se le puede sacar un mayor provecho a futuro.

“Todo va a depender de las necesidades del negocio en ese momento. Si ves que ya llegó al fin de nuestra caja o nuestro interés, o sientes que como emprendedor ya no tienes nada que ofrecer, entonces sí, llego el momento de vender. Pero si ves que tiene mucho más para dar y hay la oportunidad de seguir invirtiendo tu tiempo, entonces no es el momento. En un futuro se puede vender por mayor valor, ya sea en otros países o con un comprador internacional”, agrega la directiva, en el marco del evento Endeavor Investor Network: Road to exit.

Negociación

Al momento de vender la startup y llegue el proceso de negociación, el comprador suele ofrecerle al fundador que se quede en el negocio con el fin de tenerlo cerca por si algo falla. Manuel Olguin recomienda a los emprendedores asumir una permanencia corta por adquisición, esta podría ser de tres años.

Por lo general, los fundadores son los que manejan y conocen la red de contactos y clientes del negocio, por lo que al comprador que está adquiriendo la startup se le hará más fácil si recibe la asesoría de la persona que conoce más de la empresa.

“Yo conocía a todos los exhibidores de Latinoamérica y ellos me conocían a mí personalmente, entonces, querían garantizarse de que estuviera ahí por si algo fallaba”, manifiesta Olguin, quien pasó por este proceso cuando Fandango compró Cinepapaya.

Internacionalización de una startup

Muchas veces los inversionistas le dan importancia a las startups con cierto posicionamiento en el mercado internacional al momento de otorgar algún financiamiento.

Sin embargo, Debbie Jaffe resalta que en el Perú se han dado casos de compras e inversiones estratégicas de emprendimientos que aún no llegaban a otro país. Ha pasado que bancos grandes, peruanos o regionales, se han interesado en proyectos tecnológicos y les han dado valor. “No es 100% necesario estar en otro país para ser financiado, así fue en el caso de Cinepapaya, pero en otros casos como Culqui no fue así”, agrega Jaffe.

Con respecto al hecho de internacionalizar una startup, Manuel Olguín recomienda evaluar esto en función del costo. Es decir, si“expandirse” significa que tienes que abrir todo un departamento de ventas o toda un área de soporte en otro país, entonces es más recomendable consolidarse bien la startup en el medio local para luego buscar replicarla en el exterior.

En el caso de Cinepapaya, “internacionalizarse” significaba posicionar una página web en otros países, lo cual no requería ni siquiera una traducción ni costos elevados, solo un poco de publicidad local. Entonces, en este caso si era viable, ya que por ejemplo, algunas de las estrategias aplicadas en el mercado de Colombia funcionaban también en Chile y Perú. Todo se entrelazaba de alguna u otra manera; pero se pudo hacer gracias a que ello no suponía costos excesivos.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EMPRESAS

Educación 16/04/2024 Universidad del Rosario tendrá un consiliario independiente para las mesas técnicas

La entidad académica explicó que esta decisión se hace con el objetivo de “garantizar un proceso idóneo y con los más altos estándares”

Automotor 15/04/2024 "BYD es líder en los segmentos de los eléctricos e híbridos enchufables en Colombia"

Nicolás Behar, gerente BYD Auto de Motorysa, explicó que la marca ha crecido desde 2020 y que es el tercer mercado más fuerte

Turismo 15/04/2024 Airbnb dijo que 2023 fue el periodo en el que más reservaron residencias con la app

De acuerdo con la plataforma de rentig, los destinos domésticos más reservados durante 2023 fueron Armenia, Bucaramanga y Cali