La aerolínea se suma Avianca, Latam y Aeroméxico como las empresas que decidieron acogerse a una ley para poder solventar la crisis

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

OceanAir Linhas Aéreas, que por varios años usó el nombre de Avianca Brasil, pidió nuevamente ser declarada en quiebra, luego de acogerse a finales de 2018 a la ley de bancarrotas y no conseguir la recuperación judicial.

La compañía, que desde mayo de 2019 tiene su operación suspendida por parte de la Agencia Nacional de Aviación Civil, acumula deudas por US$540 millones y se vio obligada a entregar 48 aviones.

De esta manera, el sector aéreo en la región continúa mostrando los impactos de la crisis por covid. Según la Iata, los gobiernos en América Latina son los que menos apoyo financiero han facilitado hasta ahora a la aviación, pues las ayudas solo llegan a 1% de los ingresos operativos de las aerolíneas en 2019.

Mientras eso pasa, la crisis sigue pasando factura a las empresas. El mes pasado, el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, anunció que Tame, con más de 50 años de historia y cerca de 900 empleados, entró en liquidación.

Aeroméxico entró al capítulo 11 o ley de quiebras en Estados Unidos. Lo mismo ocurrió con Latam el 25 de mayo cuando anunció que sus filiales en Chile, Perú, Colombia y Ecuador se acogerían a la misma norma. La filial en Argentina está suspendida por tiempo indeterminado.

Estas empresas siguieron los pasos de Avianca, que el 10 de mayo se convirtió en la primera aerolínea latinoamericana en entrar al Capítulo 11. La filial en Perú fue liquidada y la empresa central se encuentra en el proceso de negociación con los acreedores para darle viabilidad al negocio. Así mismo, 6.995 empleados aceptaron la licencia no remunerada entre seis y 12 meses.

Relación con Avianca
Ante el pedido de OceanAir de declararse en quiebra en Brasil, Avianca Holdings aclaró que dicha aerolínea es una compañía totalmente independiente, “por lo que esta situación es ajena a Avianca y sus subsidiarias”.

Señaló, además, que la relación existente entre las dos empresas se limitaba a la autorización por contrato de uso de marca “Avianca Brasil”, que terminó en agosto de 2019.

Sin embargo, en el pasado fueron casi que aerolíneas hermanas, ya que Germán Efromovich es presidente de Synergy Group, empresa propietaria de OceanAir y accionista mayoritario de Avianca, a pesar de que United Airlines las hubiera tomado como garantía de un préstamo.

El mismo Efromovich, expresidente de la junta de Avianca, contó que, por ejemplo, cuando se negociaba la compra de aeronaves de Airbus, se incluía a la empresa de Brasil para lograr un mejor precio. En febrero de 2020 dijo que la compra de aviones hecha entre 2015 y 2016 correspondió a un negocio para adquirir aeronaves “con un precio más competitivo”, para Brasil, Argentina y Colombia.

De esta manera, dos inversiones de Efromovich están en cuidados intensivos por cuenta del covid, mientras el empresario busca nuevas opciones, como Alitalia. Sin embargo, en varias ocasiones ha dicho que no va a abandonar la empresa colombiana.