La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Javier Molina - jmolina@larepublica.com.co

La capacidad financiera y la trayectoria en el sector aéreo que tiene el empresario colombo-brasileño Germán Efromovich, dueño de Avianca, son dos factores que juegan a su favor mañana cuando el Consejo de Ministros de Portugal se reúna para tomar una decisión final sobre la venta de la aerolínea estatal TAP.

Synergy Group, conglomerado industrial del empresario, fue la única firma que pasó a la fase final de la licitación y presentó su propuesta oficial el pasado 7 de diciembre, la cual se encuentra analizando la empresa estatal Parpública, dueña de TAP, y que deberá llevar estudiada al consejo este jueves 20 de diciembre.

Aunque los valores de la propuesta del grupo brasileño no se conocieron oficialmente, Germán Efromovich tendrá que asumir el déficit patrimonial de la compañía aérea portuguesa, que es cercano a los US$661 millones. Además, Synergy Group no podrá desprenderse de TAP durante los próximos 10 años debido al valor estratégico que la aerolínea tiene para Portugal.

El analista en aviación comercial, Alberto Maya, explicó que “Germán Efromovich tiene el músculo financiero y la experiencia con diferentes aerolíneas, que le dan las condiciones adecuadas para hacer una buena operación allí”. Además, manifestó que la necesidad del gobierno de Portugal lleva a una posición ventajosa al empresario colombo-brasileño.

El principal atractivo de la aerolínea son las rutas a Brasil, el país más grande América Latina y antiguamente colonia portuguesa, donde TAP opera desde Lisboa a Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte, Fortaleza, Salvador de Bahía, Recife, Natal y Porto Alegre. La aerolínea lusa tiene una flota de 55 aviones Airbus y el año pasado transportó a 9 millones de pasajeros a más de 34 países del mundo.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, manifestó su optimismo por una negociación positiva para el país. “Ojalá se dé la operación entre Avianca y TAP, porque esto ayudará a incrementar las rutas a Europa y particularmente a Lisboa, donde no hay conectividad hoy”.

La venta de TAP está enmarcada en el proceso de privatización que el Gobierno portugués prevé cerrar antes de que acabe el año, debido a los compromisos que adquirió en un plan de liquidación de activos estatales exigida por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, como parte del rescate de US$101.946 millones que se le otorgó a Portugal.

El empresario pidió pasaporte polaco para la negociación
La unión europea prohibe que accionistas no europeos controlen más del 49% de una línea aérea en este territorio, razón por la cual el empresario colombo-brasileño, Germán Efromovich, solicitó su pasaporte polaco, al que tiene derecho por ser hijo de padres inmigrantes polacos después de la segunda Guerra Mundial. Es así, como el magnate está adelantando todo para un sí por parte del gobierno portugués mañana en la reunión de Ministros. Hoy está en manos del empresario quedarse con la aerolínea, ya que reúne los requisitos para una segunda fase de la privatización de la compañía aérea que empezó con el plan de rescate de la Unión Europea y Fondo Monetario Internacional a causa de la crisis que se vive en el viejo continente.

Las opiniones

Alberto Maya
Analista aviación comercial

“Efromovich tiene el músculo financiero y la experiencia con diferentes aerolíneas, que le dan las condiciones adecuadas para hacer una buena operación allí”.

Carlos Rodríguez
Analista de empresas

“La apuesta grande que está haciendo Efromovich es dar un paso a una operación bicontinental, que brindará el acceso a la Unión Europea”.

Juan Manuel Santos
Presidente de la República de Colombia

“Esa es una buena noticia, porque fortalece mucho nuestra aerolínea colombiana y puede brindarle un mejor servicio a los pasajeros de todo el mundo”.