Según la compañía la infraestructura ha sido adecuada para conservar siempre, en los puntos de contacto y el distanciamiento social

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Motorysa, importador exclusivo de Mitsubishi Motors para Colombia, anuncia a todos sus clientes y seguidores de la marca, que sus vitrinas y talleres en todo el país están operando de nuevo, por supuesto, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad dictados por el Gobierno, a través del Ministerio de Salud y del Instituto Nacional de Salud, y luego de su posterior autorización.

Todos los empleados tanto de talleres como de las vitrinas, en la mañana, antes de salir de su casa, deben registrar virtualmente su estado de salud y al llegar, antes de ingresar para comenzar su jornada laboral, se verifica que lleven puesto el tapabocas y se les efectúa un registro de la temperatura corporal; enseguida, pasan a lavado de manos. Y en el transcurso del día se ciñen a los protocolos de bioseguridad.

Por otra parte, toda la infraestructura ha sido adecuada para conservar siempre, en los puntos de contacto, el distanciamiento social en áreas como ingreso, recepción, vestidores, comedores, salas, puestos de trabajo interno y salas de exhibición.

Lineamientos en vitrinas

A su llegada, el cliente será direccionado al punto donde le harán la toma de temperatura, verificación de uso de tapabocas y le invitan a pasar a la zona de lavado de manos; posteriormente, para ingresar, pasa por el tapete especial para desinfección de zapatos y una vez adentro, debe diligenciar un formato para registrar su estado de salud.

Durante el recorrido por la sala de exhibición de los vehículos, gracias a una señalización especial se mantiene el distanciamiento permitido entre el asesor y el cliente, al igual que en el momento de la demostración. Un ‘alistador’ es el encargado de desinfectar muy bien el vehículo tanto por dentro como por fuera, antes de la siguiente visita.

Lineamientos en talleres

Al ingreso del cliente, el personal estará esperando para proceder, primero, con el registro de temperatura e invitarlo a la zona de lavado de manos; simultáneamente se realiza la sanitización de vehículo externamente y dentro de la cabina, todos, personal técnico, asesores de servicio, contratistas y personal de apoyo, cuentan con los elementos de protección y cuidado.

Al finalizar las operaciones, el vehículo es higienizado totalmente, exterior e interiormente, garantizando la limpieza general con especial detalle de superficies de contacto tales como manijas, timón, consola, palancas, controles, entre otros, siempre utilizando productos de alta calidad e inocuos para la salud y protección de los materiales del vehículo.

“En Motorysa-Mitsubishi Motors, estamos seguros que podremos seguir brindando nuestro servicio cuidando de su vehículo como siempre lo hemos hecho, porque, además, estamos cuidando a nuestra gente, precisamente para garantizar toda la seguridad y tranquilidad en las actuales circunstancias, siempre con el buen ánimo porque juntos vamos a salir adelante”, señaló Marco Pastrana, gerente División Motorysa