La compañía logró durante este mes 267 matrículas del Nuevo Onix Turbo, modelo que fue lanzado virtualmente al inicio de la cuarentena

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Durante mayo la industria automotriz inició el proceso de reactivación alcanzando casi 9.000 unidades, una cifra mucho mayor a la esperada luego de haber estado detenida por casi dos meses dada la emergencia sanitaria causada por el covid-19 en Colombia. Chevrolet cerró el mes con 1.639 unidades matriculadas y un 18.5% de participación en el mercado, superando el pronóstico esperado.

Según la marca, parte de esta dinámica se dio por las ventas represadas que quedaron al comienzo de la cuarentena y para las cuales se están acabando de concretar los procesos de matrículas, desembolsos y entregas. En este sentido, la compañía espera que para junio la recuperación continúe de manera gradual: “Retomamos con gran dinamismo los contactos, los prospectos y hemos visto que se está incrementando el interés en la marca por las consultas en la página web. Los puntos de venta que se han habilitado poco a poco están recuperando su dinámica habitual”, afirmó Raúl Mier, director comercial de General Motors en Colombia.

Así mismo, la compañía logró 267 matrículas del Nuevo Onix Turbo, modelo que fue lanzado virtualmente al inicio de la cuarentena, y que ya se ubica en la segunda posición en su segmento con una participación del 21.9%. Este panorama se debe a las iniciativas digitales que la marca puso a disposición a través del “Chevrolet Live Store”, una plataforma virtual que le permite a los clientes ver los modelos, interactuar con los asesores comerciales, solicitar cotizaciones y adquirir el producto desde la comodidad de sus hogares.

En el segmento de automóviles pequeños, la compañía mantiene el liderazgo como marca con 40.3% de participación sumando las ventas de Spark GT y Beat. De igual forma, Chevrolet también logró buenos resultados en el segmento de las SUVs, ya que tanto Equinox como Captiva Turbo lograron crecer en su segmento y alcanzar el liderazgo del mismo con un 17.8% de participación.

Además, Chevrolet reinició el ensamble de buses y camiones desde el pasado 26 de mayo, una vez los protocolos de bioseguridad y movilidad fueron aprobados. En el mes se matricularon 298 unidades y se logró una participación del 54.3% en el segmento de camiones livianos donde se destacan los modelos NPR y NQR. Vale la pena resaltar que el modelo con mejor desempeño comercial durante el mes fue el camión NHR con 133 unidades matriculadas.

“En el corto plazo ratificamos nuestro compromiso con los consumidores de ofrecer soluciones eficientes en movilidad personal y corporativa, especialmente en vehículos de carga que garanticen la distribución y abastecimiento de los sectores críticos para Colombia. En el mediano plazo tenemos que ir entendiendo cuáles son las consecuencias más profundas de la cuarentena en términos de ingreso, empleo y dinamismo de la economía. Esperamos y confiamos poder tener una recuperación sostenida de la industria por el bien de los consumidores, de nuestra compañía, los concesionarios y, en general, por el bien del país y la movilidad. Los colombianos podrán seguir contando con Chevrolet como lo han hecho desde hace seis décadas”, concluyó Mier.