La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrés Quintero Vega

LR dialogó con Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer, y presidente de la división relojera del grupo Lvmh, sobre las metas de crecimiento en Colombia y la apertura de cinco nuevas tiendas en el mercado local.

¿Cómo les ha ido en ventas en Colombia?
Bien, estamos satisfechos con el desempeño de la marca en Colombia. Entre Hublot y TAG Heuer vamos a llegar a facturar US$20 millones para 2016. Y en 2017 esperamos crecer 20% en ventas.

¿Cuántos relojes vendieron a nivel mundial el año pasado?
Vendimos 700.000 relojes en 2015.

¿Qué participación de mercado tienen en Colombia?
Con Hublot somos primeros en relojería de alta gama y con TAG Heuer somos líderes en la categoría de lujo accesible.

¿Cuál es esa categoría de lujo accesible?
Es una nueva definición que tenemos, con la cual queremos posicionarnos a nivel mundial. Trabajamos los relojes de manera que el valor percibido sea  de 1,5 a 2 veces superior del precio que cuesta realmente. Por ejemplo, le doy un reloj a un millennial y le pregunto cuánto cuesta, él dice que aproximadamente US$3.000 y después le decimos que cuesta dos veces menos. Eso es lujo accesible y queremos implementarlo en toda nuestra gama.

¿Tienen pensado abrir más tiendas en Colombia?
En un plazo de 15 meses queremos abrir unas cinco tiendas, bien sea con el modelo del local en Medellín, que solamente comercializa TAG Heuer o con el concepto de multimarca.

¿TAG Heuer ha pensado en sacar una edición especial para Colombia?
Lo queremos hacer el próximo año. Vamos a buscar un artista colombiano para realizarlo. Queremos aliarnos con músicos, artistas o clubes de fútbol porque pensamos que son elementos universales de comunicación para llegar a los consumidores. Además, los colores van a estar muy ligados con la cultura local.

¿Colombia es un mercado potencial para el consumo de lujo?
Sí, Colombia no es solo un país, es una identidad cultural que tiene una tradición refinada. Los colombianos son buenos consumidores de productos de lujos. Además, los centros comerciales colombianos no tienen nada que envidiarles a los del resto del mundo por la calidad de productos disponibles.

¿Cada cuánto cambian los colombianos de reloj?
No hay una regla definida. Hay relojes que se cambian una vez por mes, hay otros que se cambian una vez por año y otros una vez cada 10 años. Hay una paradoja: entre más caro el reloj, más se va a cambiar. Esto se da porque aquel que tiene para gastar entre US$20.000 y US$50.000 en un reloj los empieza a coleccionar y no lo ve como un gran gasto. Mientras que una persona que ahorró con esfuerzo US$3.000 para un reloj no lo va a cambiar inmediatamente. 

Materiales, colores y peso, entre las tendencias

Hace unos años se consideraba que el peso de un reloj estaba asociado a su precio. Sin embargo, Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer, señaló que esto ha cambiado. “Ahora lo superligero es tendencia a nivel mundial, inclusive por encima del oro, porque son relojes que trabajan con tecnologías costosas”. Biver agregó que “antes los colores eran gris y oro, pero ahora con la cerámica hubo una explosión de colores”.

La opinión 

Raúl Ávila
Profesor experto en industria de la Universidad Nacional
“Estas marcas han visto un gran potencial en Colombia por las perspectivas económicas de crecimiento y por el aumento del poder adquisitivo de la clase media”.