El director de marketing de dsm Latinoamérica habló con al paredón sobre las nuevas tendencias de los hogares en el consumo de los alimentos

Jorge Hernán Peláez

Giovani Saggioro es el director de marketing para el negocio de Nutrición Humana y Salud en DSM Latinoamérica, compañía que tiene más de 15 años de experiencia en las industrias de alimentos, bebidas y farmacéutica.

Antes de ocupar este cargo, Saggioro era el Gerente de ventas para Brasil, responsable del mercado más grande de América Latina y en 2012, asumió una posición de marketing global en DSM Nutritional Products Head Quarter en Suiza.

La empresa cuenta con una planta en Bogotá y su oficina central para la región Latinoamérica es en Sao Paulo. Mientras que, las oficinas centrales están en Holanda y Suiza.

Al Paredón habló con Giovani Saggioro sobre el negocio en Colombia,

¿Cómo ven el mercado colombiano, en el que ustedes ya tienen presencia?

El mercado está cambiando. Los consumidores en realidad han variado mucho sus actitudes y necesidades nutricionales, en los últimos años. Nosotros estudiamos los distintos tipos de consumidores, con las diferentes necesidades para llevar a nuestros clientes soluciones que puedan satisfacer esos problemas. El consumidor está cambiando bastante, sus necesidades, conveniencias, sus ambiciones de buscar nutrición a través de los alimentos o de productos farmacéuticos.

Con la llegada de internet y el acceso que tiene casi todo el mundo, hay gente que se ha interesado en aprender más de su nutrición, el consumidor está hoy muy informado. ¿Cómo manejar esa realidad?

Tenemos un departamento muy fuerte de comunicaciones y trabajamos con líderes de opinión, o influenciadores. Es gente que habla con los consumidores, distinto a lo que pasaba 20 años atrás.

Antes eran médicos, nutricionistas y hoy hay mucha gente que son líderes de opinión, que no tienen mucha información técnica, artistas o personas que influencian el poder de compra de los consumidores.

Nosotros estamos tratando de conectar con esas personas para explicarles un poco de nutrición. Tenemos un canal de ciencia muy fuerte para apoyar a esos influenciadores, médicos, nutricionistas para apoyar la nutrición de los consumidores.

¿Cuál es el gran cambio en la nutrición frente a las décadas anteriores, donde las generaciones anteriores se alimentaban de forma distinta?

Creo que es la conveniencia. El consumidor está buscando aún más la conveniencia de compra de alimentos y productos farmacéuticos. Básicamente, ellos no quieren solamente tener sus productos de manera general, quieren algo customizado para ellos.

La personalización para el consumidor es muy importante, es una tendencia que está cambiando. Es mucho más llevar productos dedicados a un grupo de consumidores, en lugar de estar llevando productos para toda la familia.

Estamos tratando de dar soluciones a nuestros clientes para que ellos desarrollen proyectos y productos a un grupo de consumidores dedicado. Las mujeres tienen necesidades distintas que los hombres, los seniors diferentes a las embarazadas o los niños. Estamos tratando de dar soluciones customizadas a los clientes.

¿Eso supone un gran trabajo de disponibilidad de los productos?

Nosotros hacemos el trabajo de disponibilidad en Latinoamérica con una planta de premezcla. Tenemos una planta en Colombia, y es la única certificada Farma en Latinoamérica. Esta planta está dedicada para la industria farmacéutica, que produce otros tipos de alimentos también.

Estamos expendiendo esta industria allá, justamente para atender la cantidad suficiente de producto que la demanda requiere en nuestros consumidores y nuestros clientes también.

En el área de investigación y desarrollo, ¿Qué nos puede contar?

En línea con lo que dije ahora sobre personalización, estamos investigando y estamos ahí avanzando en el tema de llevar nutrición personalizada a nuestros clientes y nuestros consumidores.

Estamos desarrollando productos y conceptos que involucran equipos diagnósticos para llevar al consumidor un producto dedicado a su necesidad, además de toda la parte nutrición en general, queremos tener nutrición personalizada.

En esto DSM está invirtiendo unos millones de dólares para buscar líderes de opinión, influenciadores, productos o soluciones y equipos para facilitar todo ese trabajo.

Los médicos dicen que cada organismo es distinto. ¿Hay diferencias en la misma población?

Definitivamente sí, porque cada uno tiene un estilo de vida distinto. La alimentación es distinta, la necesidad que uno tiene obviamente es distinta a la de otros.

Hay una gran oportunidad en las industrias de alimentos y farmacéuticas de producir productos con distintas necesidades, distintos beneficios de salud hacia los consumidores.

Recientemente en Colombia se dio un debate grande sobre el tema del azúcar, muchos de los que opinaban decían que depende de las cantidades y los hábitos. ¿Qué recomendaciones dan a los consumidores finales o distribuidores sobre este aspecto?

Es una cuestión de encontrar un balance de acuerdo a su necesidad. Todos los extremos son malos, hacen algún tipo de mal, la falta o el exceso. Entonces se trata de encontrar una alimentación balanceada. El azúcar es importante, pero demasiado es malo.

Debemos encontrar un balance entre todos los ingredientes y llevar la nutrición de una manera adecuada a esos consumidores, de una manera que la tecnología que hay hoy y la industrialización lleven los productos balanceados a esos consumidores, con una formulación que va a estar balanceada en los niveles de macro y micronutrientes.