Los centros de manufactura de piezas para bicis congelaron sus operaciones durante las restricciones de la pandemia y esto se verá reflejado en estos meses

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

No es un secreto que la bicicleta se convirtió en el medio de transporte favorito de muchos este año. Según cifras de Mercado Libre, la categoría de ciclismo ha crecido 285%, y marcas como Specialized han hablado de crecimientos de 170% en algunas de sus referencias. Esta alta demanda no es algo que se ve solo en Colombia. En Estados Unidos, por ejemplo, las búsquedas de bicicletas por internet aumentaron 5.000% en mayo y en China, las compras se multiplicaron por tres. Todo esto, sumado a problemas de los fabricantes, va a traer un diciembre con escasez para los vendedores locales.

Para entender cómo esto impacta el mercado mundial de bicicletas, hay que empezar explicando que la producción de este vehículo se divide en tres segmentos: los marcos, las piezas motrices o partes y repuestos (cambios, embielados y frenos), y los componentes (cañas, sillín, llantas y rines). Carlos Ballesteros, gerente de Bike House explicó que en el mundo existen dos grandes fábricas con reconocimiento y certificación de calidad para producir las piezas de la segunda etapa productiva: Shimano, que maneja precios desde los $800.000, y Sram, con valores desde los $2,5 millones.

A causa de los nuevos ciclistas y las vacaciones de las fábricas en febrero por el año nuevo chino y las restricciones por la pandemia que causaron un congelamiento en la producción, estas empresas están teniendo ampliaciones importantes en sus tiempos de entrega. Actualmente, Shimano despacha pedidos a los 360 días, pero puede alcanzar los 500 días de entrega, mientras que Sram despacha a los 250 días. Con todo este panorama, el efecto que se verá reflejado en todo el mundo en la escasez de bicicletas para la temporada de fin de año.

Además, ya que la nueva ola de biciusuarios no practica profesionalmente, hay más demanda para las bicicletas de rangos medios y bajos, por lo que se esperan restricciones adicionales de inventario en este segmento.

Sobre la demanda del producto, Ballesteros expresó que “vamos a tener problemas de inventario hasta mitad de año del 2021. Para el otro año vemos un primer semestre de escasez y un segundo semestre de sobreoferta, porque empezarán a llegar las piezas”. El empresario añadió que hay incertidumbre por cuándo se cubrirá la demanda mundial de bicicletas y si habrá más cierres por cuenta del covid-19, “los tiempos son inciertos”, dijo.

A pesar de las dificultades, Bike House llegará a la temporada decembrina con 30% de inventario sobre los niveles normales. Ahora, con relación a la temporada, Ballesteros dijo que “va a haber bicicletas, pero la oferta será muy limitada. La decisión de compra dependerá de cierto número de referencias, tamaños y colores”. Algunos biciusuarios que no han encontrado en el mercado el modelo que solicitan, han hecho pre compra para recibir su producto apenas esté disponible en el país.

Indudablemente, la situación de este mercado va a tener un impacto directo en los precios. Las fábricas de piezas, repuestos y complementos ya subieron costos entre 5% y 6%, a esto hay que añadir el incremento del dólar que afecta el precio de productos importados y el aumento de los contenedores de transporte al país. Antes de la pandemia, estos espacios costaban US$1.000 y ahora alcanzan los US$4.000; antes, el transporte de 250 bicicletas costaba US$4 por unidad y hoy cuesta US$16, explicó el gerente de Bike House.

La falta de piezas ya empieza a ser evidente en el mercado, en agosto incrementó 2% las importaciones de bicicletas con respecto al año pasado, pero para octubre la cifra decreció 7% frente a 2019.

Esta escasez, en el caso puntual de Colombia, ya está teniendo un efecto altamente nocivo en el aumento del hurto de este medio de transporte, ya que los actores de la industria denuncian que la reventa de bicicletas está siendo muy fácil para los delincuentes.

Para ver ese aumento en los robos, basta con observar el más reciente reporte, a cierre de agosto, de la Alcaldía de Bogotá. Este año se había reportado el robo de 937 bicicletas, lo que representa un aumento de 47% sobre el año pasado. Esta fue la única categoría de delitos de impacto que incrementó durante el año de pandemia.

Así están los precios de los accesorios para montar
Es importante recordar que para hacer un óptimo uso de esta medio de transporte, es necesario adquirir otros elementos que le proporcionarán seguridad. Un combo de luces traseras y delanteras puede ir desde $30.000 hasta $90.000; un casco garantizado para adultos tiene un rango de precios desde $50.000 hasta $133.000. En los chalecos, puede encontrar reflectivos, con armadura protectora y con luces led, este elemento puede ir desde $5.000 hasta $118.000 según su calidad y soporte.