En los últimos tres años, el programa ha comprado 13.380 toneladas de fruta de productores que están asociados en 27 asociaciones

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Postobón presentó su Informe de Sostenibilidad 2019 en el cual reveló los resultados de sus programas e iniciativas sociales y ambientales, en las que invirtió $17.137 millones, lo que generó impactos positivos en 19 departamentos del país.

Uno de sus programas bandera es Hit Social, que nació en 1997 y que beneficia a 1.419 familias de agroempresarios de fruta en Risaralda, Valle, Cauca, Tolima y Santander.

En los últimos tres años han comprado 13.380 toneladas de fruta a agroempresarios del programa, que están organizados en 27 asociaciones agrícolas. El proceso de compra empieza con establecer un precio competitivo y también les aseguran la compra de 100% de la producción. De esta manera, solucionan el mayor problema que presentan los pequeños productores: la comercialización de sus cosechas.

Martha Ruby Falla González, directora de Sostenibilidad de Postobón, expresó que fortalecen su presencia en Bolívar y Córdoba. Además, avanzan en el ingreso a regiones de Antioquia donde ven oportunidades relevantes para los cultivadores de mango.

“El programa funciona bajo un modelo de gestión asertivo y escalable que busca mejorar las técnicas agrícolas y el desarrollo de capacidades, integrando también el crecimiento comunitario y familiar”, manifestó.

El programa tiene cinco línea de acción. La primera es asistencia técnica para mejorar la calidad de las frutas y la rentabilidad de los cultivos. La segunda tiene que ver con el fortalecimiento de las asociaciones para facilitar las relaciones comerciales.

El tercer eje es el apoyo a las asociaciones en la formulación y financiación de microproyectos. El cuarto es el énfasis en la comprensión de productos y conceptos financieros para mejorar la estabilidad económica de los agricultores y sus familias.

Por último, apuestan por la formación de los asociados y sus familias en competencias básicas por medio de la Escuela Hit Social, donde pretenden asegurar el empalme generacional para que los jóvenes sigan como técnicos, trabajando en sus cultivos y fincas.

Este último aspecto toma relevancia si se tiene en cuenta que cada año son más las personas las que pasan del campo a vivir en las ciudades. Con el momento actual, es clave la mano de obra califica en el sector agrícola, para que se mantenga la seguridad alimentaria en el país.

“Dentro del acompañamiento productivo que hacemos a los agricultores enfatizamos en la promoción de buenas prácticas agrícolas. Además, los orientamos en adaptación al cambio climático y buscamos el desarrollo sostenible de los cultivos, expresó Falla.

Otro foco del programa es el empoderamiento femenino. Por ejemplo, en Guacarí, Valle, la junta directiva de una de las asociaciones Hit Social está conformada en su totalidad por mujeres cultivadoras de fruta.

Por último, Hit desarrolla el programa MiPupitre Postobón, que recicla las cajas de Tetra Pak para convertirlas en mobiliario escolar. Desde 2015 han invertido cerca de $5.000 millones que permitieron reciclar 1.328 toneladas de la materia y hacer 33.000 piezas de mobiliario escolar, beneficiando a 57.072 estudiantes en 19 departamentos. Por ejemplo, con cerca de 1.500 cajas se hace un pupitre.

De esta manera, Hit trata de apoyar al agro en toda su cadena, desde la siembre, la cosecha y reciclaje del producto.

Postobón mejoró en consumo de agua
Postobón mejoró su Índice de Consumo de Agua por Litro de bebida producida, pasando de 2,58 litros a 2,31 litros, lo que le permite acercarse a su meta a 2024 de 2,1 litros. De igual manera, logró una reducción de 13% en la cantidad de agua residual vertida gracias al uso eficiente del recurso y al ahorro derivado de proyectos de mejoramiento continuo. La compañía consolidó su programa de economía circular, dejó de utilizar aproximadamente 8.155 toneladas de material PET. Además, 31% del material utilizado para envases y empaques provino de material reciclado.