martes, 11 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Las recientes declaraciones del ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en las que asomó la posibilidad de liquidar SaludCoop, no solo generaron el rechazo de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop), sino también dudas sobre el futuro del sistema de salud nacional y la viabilidad que tendrían Nueva EPS, Salud Total, Sura y Sanitas para atender a los casi 4.000.000 de afiliados que cubre la prestadora de salud, según datos de la Superintendencia de Salud.

No en vano estos pronunciamientos generan tensión , ya que si se miran de cerca las consecuencias que causaría la liquidación de la entidad aún hay áreas grises por definir.

Una de ellas, y la más preocupante, es la viabilidad de las empresas del sistema para cubrir la población, a pesar de que a finales de noviembre, Gaviria señaló que en el marco del nuevo modelo de regulación para el sistema de salud, estas tres EPS (Salud Total, Sura y Sanitas)serían las viables para prestar el servicio.

Aunque SaludCoop no hace parte de Acemi y es una empresa de capital cooperativo, el director de la entidad, Jaime Arias, explicó que 'el traslado del personal demandará un aumento en el aporte de capital por cada asociado, así como la ampliación en infraestructura y la creación de nuevos contratos con IPS y hospitales que atiendan a los usuarios. Todos estos son procesos, generalmente, para una gran EPS toman entre cuatro y cinco años'.

Así mismo, Arias señaló que la empresa más opcionada para recibir a los usuarios es Nueva EPS. Ésta, en la actualidad, atiende a 2,33 millones de afiliados. 'Con los afiliados de SaludCoop, la empresa estaría obligada a triplicar su capacidad', señaló Arias.

En cuanto a las otras entidades, Sura cubre una población de 1,43 millones de colombianos, mientras que la EPS Sanitas atiende a 979.776 de usuarios.

Frente al actual escenario, Julio César Ortiz, abogado encargado del caso de SaludCoop, señaló a LR que la situación de la entidad se ha convertido en un tema de impacto nacional, pues no solo es la EPS con la mayor cobertura del país, sino que 'su liquidación significaría el colapso del sistema de salud', porque las otras empresas aún no están listas para recibir a casi 4 millones de afiliados.

Pero solo será hasta abril de 2013 cuando se conozca la decisión final del Gobierno sobre el futuro de la empresa. Frente a ello, Confecoop pidió solucionar con prontitud el caso de la EPS. De hecho, Clemencia Dupont, presidenta ejecutiva de la asociación de cooperativas, señaló a LR en septiembre que esperaban obtener una respuesta positiva antes de terminar el año.

En caso de que el Gobierno llegue a hacer caso de esta solicitud, y entregue la entidad a sus dueños, surge una nueva preocupación: bajo qué condiciones será devuelta a las cooperativas asociadas.

Desde ya preocupa la reducción que la empresa ha tenido durante el proceso de intervención. Por ejemplo, en materia de afiliados, según cifras de la Supersalud, en junio de 2011 SaludCoop atendía a 5,02 millones de usuarios, mientras que, según las cifras de junio de este año, la EPS atiende a 3,92 millones de ciudadanos.

Un año de crisis para el sistema
La insostenibilidad del sistema y el aumento de la deuda de con las IPS (Instituciones Prestadoras de Salud) y hospitales llevó a que en 2012 dos EPS tomaran la decisión de liquidarse.

Una de ellas fue Colsubsidio, que el pasado noviembre dejó de operar en el régimen subsidiado. La entidad atendía a 183.000 usuarios.

La segunda EPS que corrió con la misma suerte fue Ecoopso, que tomó la misma medida con sus operaciones en la capital del país, donde atendía a unos 46.000 ciudadanos.

Un 2013 incierto para el sector y sus usuarios
Al sector salud no solo le depara la incertidumbre sobre la liquidación de SaludCoop. 2013 también viene acompañado de temas como cuál será el nuevo sistema de regulación para las EPS y con el cual muchas entidades quedarían impedidas para operar en el sistema. Es así que, como lo planteó Gustavo Aguilar, gerente de AsmetSalud EPS, la solución para muchas empresas va a ser liquidarse o buscar fusiones con otras firmas. Ello, por su parte, demandará reestructuración de servicios, contratos, nóminas e inversiones para ampliar infraestructuras. En fin, aún hay mucho por definir.