.
ENERGÍA

Empresas colombianas se enfrentan a crisis energética por caída de reservas de gas

miércoles, 5 de junio de 2024
Foto: Fuente: Ecopetrol, Bloomberg / Gráfico: LR-MN

El presidente, Gustavo Petro, que ha hecho de la lucha contra el cambio climático una prioridad, se niega a conceder licencias para explorar nuevos yacimientos

Bloomberg

Las mayores empresas de Colombia se preparan para que los costes de la energía se disparen en los próximos meses, ya que la disminución de la producción de gas natural obliga al país a recurrir a costosas importaciones para evitar la escasez.

El Presidente Gustavo Petro, que ha hecho de la lucha contra el cambio climático una prioridad, se niega a conceder licencias para explorar nuevos yacimientos, a pesar de que las reservas se están agotando. Y la producción de los pozos que se están explorando en el Caribe no entrará en funcionamiento al menos hasta 2027.

Esto ha llevado a la petrolera estatal Ecopetrol SA a estudiar la posibilidad de que el país compre cargamentos de gas natural licuado en el extranjero, que podrían ser dos o tres veces más caros que los actuales suministros nacionales.

La situación amenaza con lastrar la ya apática economía colombiana, que el año pasado creció al ritmo más débil desde 1999, excluida la pandemia. También podría erosionar significativamente la rentabilidad de las empresas, ya que el lento crecimiento económico les dificulta repercutir los costes más elevados en los consumidores.

Y aunque las reservas llevaban años cayendo antes de que Petro llegara al poder, la crisis energética representa otro obstáculo en su intento de transformar el modelo empresarial colombiano. Con muchas de sus ambiciosas reformas estancadas, su gobierno también se enfrenta ahora a un deterioro de las perspectivas fiscales.

"Nos vamos a enfrentar a un problema muy grave, muy rápido", dijo el ex ministro de Minas y Energía Tomás González, que ahora dirige el Centro Regional de Estudios Energéticos, un think tank de Bogotá. "No se puede dejar a la industria sin gas natural durante ningún periodo de tiempo: tendría un impacto enorme en la economía".

Cuando el suministro de gas es escaso, el gobierno colombiano exige que se dé prioridad a los hogares, las pequeñas empresas y el transporte frente a la industria. Así que las empresas intentan encontrar la manera de hacer frente a la situación.

"Sería una locura intentar subir los precios en este entorno", afirma Diego Jaramillo, director de un grupo industrial que representa a los mayores consumidores de energía y gas natural del país.

Incluso con las tarifas actuales, la electricidad y el gas representan entre el 25% y el 40% de los costes totales de estas empresas, según Jaramillo. Si se disparan una vez que comiencen las importaciones, advirtió que la industria colombiana simplemente "no será competitiva".

Las reservas de gas se redujeron al equivalente de 6,1 años de producción a finales de 2023, según informó el mes pasado la Agencia Nacional de Hidrocarburos. Eso es menos de 7,2 años en 2022 y la mitad de lo que era hace una década.

Incluso con algo de margen, Ecopetrol ve una brecha del 8% entre la oferta de gas y la demanda total a partir del próximo año, ampliándose a alrededor del 25% en 2026 y al 30% el año siguiente. Las previsiones de la empresa implican que el déficit se mantendrá por encima de ese nivel hasta 2030, cuando los yacimientos submarinos empiecen a satisfacer la demanda.

El presidente ejecutivo, Ricardo Roa, sostiene que Ecopetrol está haciendo todo lo posible para evitar el racionamiento. "Estamos trabajando para garantizar el suministro de gas", dijo en una entrevista. "Entendemos las implicaciones para la industria".

Por un lado, la empresa estatal está buscando reiniciar proyectos que fueron suspendidos por falta de seguridad o de licencias ambientales. En abril, anunció un acuerdo con Parex Resources Inc. para la exploración en la zona central del Piedemonte Llanero. También se está centrando en el norte del departamento del Cesar, cerca de la costa caribeña, donde ya se han encontrado yacimientos de gas.

Según David Angel, cofundador de la consultora bogotana Energy Transitions SAS, el aumento de la producción de los yacimientos pequeños puede ayudar a Colombia a ganar tiempo e incluso ser suficiente para evitar un déficit el año que viene. Pero como el déficit aumenta, prevé que las importaciones serán necesarias a más tardar en 2026.

La demanda media diaria de gas natural en lo que va de año ronda los 1.080 giga de unidades térmicas británicas y el déficit en 2026 se estima en unos 250 giga de BTU. La industria suele representar el 30% de la demanda total.

Una alternativa a corto plazo es aumentar la producción del puerto privado de gas natural licuado de Cartagena, conocido como SPEC. Aunque la capacidad actual de regasificación se destina exclusivamente a las centrales térmicas, podría ampliarse, lo que exigiría cambios en las infraestructuras y la normativa.

A esto hay que añadir las posibles importaciones de Venezuela. Dependiendo de la disponibilidad, Roa espera inicialmente unos 50 millones de pies cúbicos al día, o alrededor de 50 giga BTU. Sin embargo, con la reimposición de las sanciones de EE.UU., Ecopetrol necesita primero que se apruebe su solicitud de exención.

Por desgracia, el oleoducto de 224 kilómetros que conecta a los dos vecinos lleva años fuera de servicio. Y en el lado colombiano, un tramo ha sido destrozado por bandidos en busca de chatarra. Las reparaciones no han comenzado y podrían tardar entre 10 y 12 meses.

Pero no se trata sólo de disponer de infraestructuras para las importaciones. Colombia también necesita poder hacer llegar el gas a los usuarios finales.

Debido a la configuración de su red de gasoductos, y dado que el único puerto de GNL existente se encuentra en la costa caribeña, la industria del interior del país corre el mayor riesgo. Esto incluye las tres ciudades más grandes: Bogotá, Medellín y Cali.

Uno de los problemas más acuciantes es aumentar la capacidad de bombeo para que más gas importado a través de Cartagena pueda llegar al gasoducto que alimenta el interior, según Juan Ricardo Ortega, consejero delegado del Grupo Energía Bogotá, unidad propietaria del conducto.

Algunas empresas no ven una fuente fiable de gas en 2026, dijo. "No hay claridad sobre el precio o si el volumen será suficiente", dijo Ortega. "El gas licuado siempre va a ser más caro".

Incluso con la caída de las reservas, el ministro de Minas y Energía, Andrés Camacho, defiende la postura de Petro en contra de nuevas perforaciones. "Más contratos no significan necesariamente más exploración", dijo Camacho en una entrevista. "Nuestra política es impulsar la exploración con lo que ya hay".

El Gobierno también está impulsando el desarrollo de más energías renovables, como la eólica y la solar, para frenar la futura demanda de gas y cubrir la brecha mientras despega la producción en alta mar, dijo el ministro.

Mucho depende de esos pozos de aguas profundas. Ecopetrol declaró este año que el yacimiento Orca-1 con el que contaban las autoridades era significativamente menor de lo estimado inicialmente. La empresa está a punto de iniciar la perforación del pozo marino Uchuva-2 y tiene previsto explorar otro aún más profundo a finales de año.

Mientras tanto, Jaramillo, del grupo de consumidores industriales de gas, cree que el aumento de los precios llevará a algunas empresas a retirarse y a otras a huir de Colombia. Eso es precisamente lo que teme Ana Fernanda Maiguashca, ex banquera central que dirige el Consejo Privado de Competitividad.

"La fuente de energía tiene que ser fiable", afirma. Las empresas "preferirán invertir donde la matriz energética ofrezca esa fiabilidad".

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EMPRESAS

Transporte 19/06/2024 Latam Airlines alertó por el alza que hay en fraudes durante los días de descuentos

La aerolínea dio una serie de recomendaciones para evitar caer en casos de fraude, como verificar que sí sea la página web de la compañía

Industria 21/06/2024 Peter Abraam y Ravi Thakran son los dos miembros extranjeros de la Junta de Nutresa

Los nuevos miembros llegan tras conocerse las potenciales ofertas internacionales que hay por líneas específicas del holding

Automotor 20/06/2024 Hyundai Kona estrenó en Colombia su nuevo modelo tipo SUV de motor de gasolina

El primer modelo de este tipo que llegó al país fue híbrido y arribó en marzo. Este motor de gasolina cuenta con un motor de 2.0 litros