Datos de NordVPN revelan que los trabajadores han extendido su jornada hasta 40% en su rutina de Homeoffice en algunos países

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

En las últimas dos semanas, y por lo menos hasta el 13 de abril, el teletrabajo será la norma para la mayoría de las empresas en Colombia debido a la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno Nacional para frenar la propagación del coronavirus Covid-19.

Aunque esta parece ser una solución para mantener a las empresas funcionando sin mayores complicaciones, según datos de NordVPN, un proveedor de servicios de red privada virtual personal, en varios países las personas están trabajando horas adicionales a su jornada habitual.

Si se compara a información de las conexiones en la semana previa al 11 de marzo, con relación a la semana posterior a esta fecha, la compañía encontró un incremento de hasta 40% en la jornada laboral de EE.UU., mientras que en algunos países como el Reino Unido, España, Francia y Canadá las personas están empezando a trabajar más temprano de lo habitual y la jornada diaria se ha extendido en promedio dos horas.

De acuerdo con Luis Hurtado, fundador y director de Talentop, “efectivamente la jornada se está alargando”, especialmente por tres razones. La primera tiene que ver con la resolución de dudas, que antes se manejaban de manera presencial y podían tomar cinco minutos, pero que ahora se convierten en videoconferencias o llamadas que alargan la jornada.

“Los interlocutores no saben en qué espacios se almuerza, en cuáles se toman pausas activas, y cuadran reuniones sin tener presente en qué momento se está haciendo. Eso hace que se reduzcan las pausas activas”, comenta Hurtado, quien agregó que dado que se está atendiendo una emergencia mundial, quienes atienden problemas regionales deben estar más pendientes y disponibles, sin importar su zona horaria.

Para el caso colombiano el teletrabajo no es un tema nuevo. Según el Ministerio TIC desde 2012 el número de personas que laboran en esta modalidad se ha incrementado cuatro veces. Según el último ‘Estudio de penetración del Teletrabajo’ elaborado por la cartera y presentado el año pasado.

De acuerdo con dicho documento, en 2018, 122.278 trabajadores y 12.912 empresas ya tenían implementado el modelo, y la mayor concentración de teletrabajadores está en Bogotá (63.995 personas) y Medellín (29.751 colaboradores).

LOS CONTRASTES

  • Luis HurtadoDirector y fundador de Talentop

    “La jornada se está alargando en teletrabajo por temas como la resolución de dudas, que antes se manejaban de manera presencial y ahora se convierten en llamadas”.

El reporte, además, sondeó entre los empresarios los principales beneficios que perciben del homeoffice, entre los que destaca el aumento de la productividad (39%), la disminución de costos operacionales (37%) y el aumento de la eficiencia en los procesos (27%), factores que se pueden asociar al hecho de que las personas dediquen más horas a su trabajo. Sin embargo, 25% de las compañías también percibe teletrabajadores más motivados y mejoramiento del ambiente laboral.

Ximena Cárdenas, gerente de Experis, de ManpowerGroup Colombia, asegura que cuando se está en casa, trabajar más horas es un hábito de la mayoría de personas, pero que por salud mental y física se debe tener una disciplina y velar por que las horas laboradas sean productivas.

“Entre los colombianos hay una creencia errónea de que más horas de trabajo significan productividad y no, la productividad es obtener resultados óptimos bajo horarios y fechas y esto solo se logra con orden y buena administración del tiempo”, asegura Cárdenas.

Claves para tener un homeoffice adecuado
La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) presentó un decálogo de acciones para que el teletrabajo sea productivo. Entre ellas está que cada empleado defina el espacio para sus actividades, determinar un esquema de seguimiento a las tareas, definir horarios y metas concretas, y dar espacio a pausas activas. También se debe revisar que los equipos de los trabajadores tengan instalado el sistema de comunicación de la compañía, usar plataformas para reuniones virtuales y herramientas para trabajar en línea. Otra recomendación es establecer reglas claras con la familia para trabajar más tranquilos desde casa.